Ainhoa Arteta confiesa que un hombre la violó: "Casi me mata"

La soprano contó en La 1 la experiencia traumática que le sucedió cuando tenía 25 años en Nueva York.

Libertad Digital

Ainhoa Arteta acudió al programa Retratos con Alma de Televisión Española y confesó que sufrió una violación en Nueva York en el año 1990, cuanto apenas tenía 25 años. La soprano española llegó a Estados Unidos buscando su gran oportunidad, después de haber recibido formación en Italia. En la Gran Manzana trabajaba cuidando a una niña mientras se abría paso en el mundo de la música y solía llegar muy tarde a su casa. Residía, según recordó, en una zona con un "submundo tremendo" que por la noche se llenaba de prostitución y drogas.

Un día, recordó Arteta, le ofrecieron el papel de Clorinda en La Cenicienta de Rosinni. La felicidad ante esa gran oportunidad se truncó por un hecho que marcaría su vida para siempre. De vuelta a casa, un hombre la abordó y la violó. "Fue un episodio muy fuerte en mi vida, un episodio en el que casi me matan. Ya no fue sólo violarme sino que casi me mata esa persona", contó la cantante. "Esto me ocurrió el día que me daban mi primer trabajo en la ópera. Me iba a casa con la partitura de Clorinda y me la tenía que aprender en cuatro días porque la tenía que interpretar en Palm Beach. Me ocurre esta situación y al día siguiente no tenía tiempo ni para hacer duelo ni para pensar en lo que me había pasado. La Policía me dijo que si no me habían matado podía estar contenta", añadió.

"Es algo que te deja marcado toda tu vida. Cuando alguien se me acercaba sólo por el mero hecho de acercarse hacia mí, un aproach sexual hacia mí porque le gustaba o por lo que fuera, era la cosa que más me podía repugnar. con lo cual, lo he rechazado de manera muy contundente y hasta con mala educación", siguió relatando Arteta, de 54 años.

A continuación