División entre los músicos de la SGAE

300 músicos firman un manifiesto contra el laudo que regula la rueda de las televisiones en un comunicado contrario al liderado por Alejandro Sanz.

Libertad Digital

Alrededor de 300 autores, entre los que están Diego El Cigala, Víctor Manuel y Juan Carmona, piden a la SGAE que "no asfixie" a los espacios musicales de televisión con la aplicación del laudo dictado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que regula la "rueda de las televisiones".

Según un comunicado, este grupo de autores se han manifestado en contra de este laudo arbitral, "promovido por editoras multinacionales", que fue dictado el pasado mes de julio por la OMPI y puso fin al conflicto vivido en la Sociedad General de Autores y Editores sobre el reparto de derechos de autor en las franjas horarias nocturnas de televisión, conocido como "la rueda".

"Los autores, compositores y artistas españoles que participan en las madrugadas de televisión lo hacen libremente, eligiendo ceder sus obras a las editoriales de las cadenas al encontrar en estas un modelo mucho mas razonable con respecto a los contratos de edición (cesión de derechos de autor) pudiendo recuperar el 100% de las mismos, una vez analizado el contrato con dichas cadenas", expresan.

El laudo, que tuvo una aplicación directa, estableció un límite en los derechos de autor objeto de reparto sobre la música que se emite en la franja nocturna. Además, según el laudo, los fondos musicales no audibles o inaudibles no pueden generar derecho alguno de reparto, mientras que los fondos "escasamente audibles" experimentarán una reducción del 50 por ciento en la asignación de derechos de autor.

El laudo que solicitó la SGAE se produjo tras un operación policial que acabó con la detención de casi una veintena de personas por el presunto cobro fraudulento de derechos de autor de piezas musicales emitidas en distintas cadenas de televisión, mediante el registro de falsos arreglos sobre obras de dominio público para emitir en las cadenas de madrugada.

Según este grupo de artistas, entre los que también están José Mercé y Teo Carralda, los calificativos de "música inaudible" y de "baja calidad" demuestran que "el que las dice o escribe no ha tenido la oportunidad de ver estos programas".

"Es en la franja de madrugada donde más autores y músicos hay y donde más socios participan. Estamos ante un acaparamiento absoluto por parte de las multinacionales, que al no poder participar del entorno de las madrugadas dada su condición de editores, no permiten que otros compositores independientes lo hagan, eliminando el entorno más abierto y productivo que existe actualmente", dicen.

Este manifiesto es contrario al firmado por más de un centenar de autores, entre ellos Alejandro Sanz, Antonio Carmona, Antonio Orozco, Amaral, Bebe, Dani Martín, Marta Sánchez, Melendi, Pablo Alborán, Juanes, Rosario Flores, Rosana, Kiko Veneno o Malú, dirigido a la sociedad y, en particular, al Ministerio de Cultura, al que piden que atienda a su obligación de tutela sobre la SGAE.

Piden una reforma que, a su juicio, debe tener como objetivos la "regeneración ética" de la misma, la "plena transparencia de la gestión y divulgación" entre sus socios, la "atribución equitativa y proporcional de los derechos acorde con las aportaciones de cada autor y la "profesionalidad" en la gestión.

A continuación