Anna Todd: "Los padres me agradecen poder hablar de sexo y de sentimientos con sus hijos"

La autora estadounidense, con seis millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, presenta en España su último libro, Sisters.

Laura Galdeano

Es una firme defensora de los adolescentes, no solo porque sea su público, sino porque cree ciegamente en su potencial. Anna Todd, la firma que se esconde bajo el fenómeno After ha vendido seis millones de ejemplares de la tetralogía inicial en todo el mundo, más de medio millón en español. Se le considera la autora más influyente entre los millennials. La escritora norteamericana siempre ha sido una ávida lectora, amante de las boybands y los romances. Comenzó escribiendo en internet –en la plataforma Wattpad– y su éxito atrajo pronto las miradas del mercado editorial. Todos sus libros han sido número 1 en España, Francia o Italia. Son historias "normales" sobre "chicos normales", una fórmula eficaz que combina amor, dudas, amistad, compañerismo, sexo y problemas juveniles. "Me siento muy orgullosa de conectar con los jóvenes y entender qué sienten", asegura la autora a Libertad Digital. "Los adolescentes lidian con estas cosas día tras día pero no se escribe sobre ello. Yo también he tenido que batallar con cosas similares. Es importante poder hablar de esas cosas, sentirte cómodo respecto a tu sexualidad, hablar de lo que sientes y lo que quieres".

Para muchos jóvenes, After ha sido su primera lectura. "Creo que es genial, quiero que lean. Hay que leer, leer y leer", dice. "Los adolescentes quieren leer pero no se les da los libros con los que identificarse. En la ficción juvenil, los personajes acaban salvando el mundo, tienen amigos increíbles y familias impresionantes, pero la mayoría de los adolescentes de verdad no tienen eso, sino que están perdidos, se sienten solos".

"Creo que los adolescentes de hoy en día son mucho más abiertos de mente que las generaciones anteriores, son menos racistas, menos homófobos, menos machistas, más fuertes, más listos y muy infravalorados. El principal problema al que se enfrentan es que no se les toma en serio mientras luchan por demostrar que saben de qué va el mundo", afirma.

Todd apuesta por perfiles muy distintos de personajes: algunos tienen dudas sobre identidad sexual, otros problemas de amor, inseguridades, se sienten incomprendidos, sufren acoso escolar, se obsesionan por el like en las redes sociales o tienen más amigos virtuales que reales. Son libros juveniles que cree que no estaría mal que ojeasen los adultos: "Los padres olvidan que los años adolescentes son súper importantes, que todo parece el fin del mundo, todo está enfatizado. Si tu mejor amiga se enfade contigo supone un mundo. Por ahora, los que he conocido suelen decirme 'gracias a ti por fin mi hija y yo podemos hablar de sexo o podemos hablar de sentimientos'. Eso es maravilloso".

anna-todd-after.jpg

Anna Todd está en España para presentar su nuevo libro, Sisters: lazos infinitos, una suerte de Mujercitas en la actualidad. Hizo lo mismo con su exitosa serie After, que recordaba a Orgullo y Prejuicio en versión moderna. "Leí Mujercitas cuando era adolescente y pensé que era muy revolucionario. Me apetecía coger esa historia y transformarla", asegura. Sus protagonistas se llaman igual: Meg, Jo, Beth y Amy, cuatro hermanas que viven con su madre en la base militar de Fort Cyprus, muy cerca de Nueva Orleans. Su padre es oficial del ejército y está destinado en Irak. Todd sabe de lo que habla puesto que vivió, de recién casada, en una de estas zonas residenciales militarizadas. "Siento que cuanto más me muestro yo misma, más conecta la gente con el libro. La gente quiere leer cosas auténticas".

Sus lectores son en su mayoría chicas. A ellas les dedica el libro, a las que "están tratando de descubrir qué significa ser mujer" y que, por supuesto dice, nada tiene que ver con ser "la mujer perfecta". "Ser mujer significa todo", explica. "Poder decidir qué tipo de mujer quieres ser. Por ejemplo, para mi abuela, toda su identidad se reducía a encontrar un hombre con el que poder casarse. Se divorció y encontró otro hombre. Mi madre era al revés, era salvaje y no se asentó hasta mucho más tarde. Hoy, por fin, en la mayoría de las jóvenes pueden decidir cómo ser, pueden hablar por ellas mismas y serán escuchadas".

Todd ha trasladado el fenómeno fan a las librerías. "Tengo lectoras muy fieles pero es una obsesión sana. Leen los libros que yo recomiendo y hacen amigos nuevos dentro de ese círculo. Es muy diferente obsesionarse con un libro que con una persona", cuenta. No teme el fracaso: "Ya he tenido mucho más éxito del que se me hubiera ocurrido soñar. Parece que cualquier otra cosa que venga es extra. Siento que puedo escribir lo que me da la gana porque ya he tenido ese éxito. Mi idea de fracaso sería dejar de escribir por miedo a este".

Anna Todd. Sisters: lazos infinitos. Planeta, 2017. ISBN: 9788408178293. 400 páginas. 17.90 euros.

A continuación