Un antídoto a Wikipedia: el Diccionario Biográfico de la RAH se abre al público

La edición electrónica del Diccionario Biográfico permite la difusión de contenido correspondiente a más de 50.000 personajes relevantes vía internet.

Luis H. Goldáraz

Fue en 2018 cuando, por primera vez, la Real Academia de la Historia (RAH) presentó el entorno avanzado del buscador web en su Diccionario Biográfico. Por aquel entonces el proyecto, todavía en marcha, requería de la autentificación del usuario para poder ser usado. Se trataba, pese a todo, de un avance sin precedentes en la difusión de la historia hispánica, ya que facilitaba el acceso a más de 60.000 páginas de texto dedicadas a miles de personajes relevantes, aglutinados desde el siglo VII a. C. hasta el pasado siglo XX.

Hoy esa herramienta ha sido perfeccionada y, por eso, ya no existirá ningún tipo de restricción en su uso. Carmen Iglesias, directora de la RAH, se ha encargado de presentar al público el nuevo acceso, libre y gratuito, al entorno avanzado del Diccionario Biográfico, en el que cualquiera que lo desee podrá, no ya sólo encontrar rápidamente las biografías de los grandes personajes históricos del mundo hispánico, sino relacionarlos con toda suerte de actores secundarios, hasta ahora prácticamente imposibles de encontrar, pero localizables por fin gracias a internet.

En la presentación se ha hecho énfasis en las dos características más relevantes del nuevo buscador. Por un lado, en su versión avanzada, cada uno de los más de 50.000 personajes del Diccionario ha sido parametrizado según una veintena de criterios que permiten explotar los contenidos en una amplia variedad de combinaciones. De tal forma, cualquiera puede utilizar varios filtros al mismo tiempo que le ayuden a acotar su búsqueda por temáticas dispares como época, profesión o sexo. Por otro lado, también se ha incluido un doble sistema de referencias en el que todos los personajes aparecen relacionados entre sí, facilitando el salto hipertextual entre todos los biografiados. Cada uno de ellos, según han explicado durante la presentación, goza en su página de dos columnas distintas: una en la que se hace referencia a todos los personajes que aparecen en su propia biografía; y otra que hace referencia a todos los personajes en cuya biografía aparece él mismo. De esa manera se facilita la exploración de forma rápida e intuitiva, y se muestra de una manera mucho más eficaz la relevancia histórica de cada uno de los biografiados.

"Fuente de difusión educativa"

El último en intervenir en el acto ha sido el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, que ha catalogado el avance como "la mejor fuente de difusión educativa que se ha desarrollado en los últimos tiempos". Ha destacado el enorme valor que tiene el Diccionario Biográfico electrónico, utilizable tanto por estudiantes de todas las edades como por investigadores especializados. Y ha concluido que "iniciativas así estimulan el desarrollo de una conciencia ciudadana", arraigada en la historia compartida y difundida a través de las nuevas tecnologías.

Con respecto a ese último punto, Duque ha querido dedicar unas palabras a la "especial relación entre la ciencia y la empresa", de la que ha dicho que "constituye el principal motor de avance de la sociedad", ya que "coloca el énfasis en la innovación". Por ello, no sólo se ha limitado a felicitar a los más de 4.000 historiadores que han trabajado en el proyecto de Diccionario, sino también a todos los encargados de volcarlo en la web y de desarrollar un sistema de búsqueda fácil e intuitivo. Desde la RAH, a este respecto, han querido subrayar el enorme valor del contenido que al fin está al alcance de todos, ya que goza de la credibilidad de una institución dedicada durante siglos al estudio y difusión de la historia. Algo que aporta rigor, en comparación con lo que se puede llegar a encontrar en otras páginas no especializadas.

A continuación