Próximo destino: el Imperio romano

La Universidad de Stanford ha diseñado un mapa interactivo que permite al usuario crear una ruta con las condiciones del siglo III.

Libertad Digital

El Imperio romano extendió sus dominios por tres continentes. Crearon acueductos, puentes y calzadas que conectaron las principales urbes. Para hacer valer este prodigio de la ingeniería, un equipo multidisciplinar de la Universidad de Stanford ha diseñado un mapa interactivo, al estilo Google Maps, que permite al usuario crear una ruta con las condiciones del siglo III y las vías de comunicación existentes entonces.

Se llama Orbis. Tan solo hay que poner un origen, un destino y la estación del año en la que pensamos viajar. Tras pulsar "calcular ruta" podemos hacernos una idea de los días de viaje, las condiciones y las zonas por las que hubiéramos tenido que pasar. Por ejemplo, de Hispalis a Corduba, en julio, tardaríamos 4,4 días en recorrer los 133 kilómetros que las separan. Algo menos para llegar de Carthago Nova a Tarraco en septiembre, 4.1 días y 562 kilómetros para los que usaríamos algunas de las rutas marítimas fijadas.

Orbis está ambientado en torno al año 200 de nuestra era, uno de los momentos de mayor esplendor de Roma. Este mapa incluye 751 sitios, en su mayoría ciudades y villas, y más de 260 puertos. Tiene en cuenta los principales ríos navegables y las rutas marítimas que se usaban. En definitiva, un proyecto cartográfico para el que han recopilado infinidad de documentos de la época, que ayuda a entender la importancia de la infraestructura romana de la época. Permite recorrer más de 84.000 kilómetros de vías terrestres, más de 28.000 kilómetros de rutas fluviales y unos 192.000 autovías marítimas.

Para que la experiencia sea más auténtica, el usuario puede elegir el número de kilómetros que está dispuesto a andar por día, la urgencia del viaje, las condiciones metereológicas y si se trata de un viaje por cuestiones personales o militares. Asimismo, se puede elegir el tipo de transporte, el presupuesto con el que se cuenta y si se lleva consigo equipaje o no.

Si nos hubiésemos visto en la necesidad de ir desde Emerita Augusta a la capital del imperio en abril y hubiéramos contado con un caballo, el trayecto nos hubiera llevado 25,8 días, cubriendo 2450 kilómetros.

Para poner en marcha este atlas ha sido necesaria la participación de especialistas de distintas disciplinas bajo la supervisión de Walter Scheidel, historiador romano en la Universidad de Stanford; Elijah Meeks, responsable tecnológico y Karl Grossner, geógrafo y desarrollador web.

A continuación