'Hispania', la historia como un juego

La Fundación Villacisneros ha desarrollado una aplicación para acercar la historia de manera lúdica a todos los públicos.

Luis H. Goldáraz

Lo primero que quiso destacar Íñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros, durante el acto de presentación de Hispania, la nueva aplicación diseñada para promover la enseñanza de la historia de España entre los jóvenes, es que el proyecto va dirigido a que "los españoles recuperen la ilusión de ser españoles". "Al final todos formamos parte de esta 'empresa común' que es España. Somos sus accionistas, como en su día lo fueron nuestros padres y abuelos… España es de todos, y creemos sinceramente que tiene que ser ilusionante para la gente formar parte de ella", explicó. Por ello, desde la fundación consideran necesaria la formación, "para armar intelectualmente a las personas, y que no sean tan fácilmente manipulables".

Hispania, entonces, forma parte de ese"proyecto de largo recorrido" con el que se quiere formar a las nuevas generaciones, por un lado, y desmontar por otro las falsedades históricas promovidas en los últimos años. Es un juego interactivo y repleto de alicientes, según sus propios desarrolladores, que ofrece diferentes maneras de acercarse a la historia, haciéndola más atractiva e interactiva. "El modo de juego principal es el Quiz, que es como un trivial de historia", explicó Manuel Campos, director del Departamento de Historia de la Fundación y una de los principales responsables de la aplicación. "Y después también hemos incluido un modo Arcade, que engancha mucho mejor con las generaciones más jóvenes".

Maneras de jugar

Una vez registrado, el jugador deberá escoger el sexo de su personaje y, acto seguido, la modalidad de juego. En la versión Quiz, por su parte, podrá también ir alternando entre tres secciones diferentes, en función del ámbito de estudio en el que quiera adentrarse: Historia del arte, Historia política o Historia bélica. Además, también podrá descargarse nuevos paquetes de contenido que irán apareciendo en futuras actualizaciones. "Por el momento existen disponibles dos", comentó Campos, "Breve historia de España" y "Grandes héroes". "La idea es, sobre todo, que el usuario se enganche. Que se rete a sí mismo y que vaya adentrándose en la historia, para que luego, tal vez, se le despierte el gusanillo y quiera saber más". Para llevar a cabo ese cometido, la aplicación nunca desvela qué respuesta es la correcta. "Creemos que, aunque evidentemente jugando de esta manera no se aprende la historia en profundidad, si tienes el aliciente de ir recordando las preguntas para acertar aquellas que has fallado anteriormente, siempre algo se te queda. Y después, cuando quieras profundizar a través de los libros, siempre tendrás algo de base".

hqdefault.jpg

En total la versión Quiz consta de ocho niveles divididos en cuatro partes cada uno. "Más de 4.000 preguntas, casi todas sobre España". Todas van apareciendo de manera aleatoria, sin seguir un orden cronológico, y la única diferenciación entre niveles es la dificultad. Además, para añadir emoción, también están disponibles modalidades de multijugador, que siempre aportan un factor de competitividad diferencial. "Durante los primeros niveles las preguntas son bastante asequibles para el público medio", comentó Campos, "pero a medida que se va avanzando se hacen mucho más complicadas. El objetivo también es demostrar todo lo que no sabemos de historia, para evidenciar nuestras carencias".

Con el paso del tiempo, además, se espera que la propia aplicación vaya evolucionando. "Acabamos de sacar el proyecto básico, digamos, pero tenemos en mente muchas mejoras y alternativas que, si todo sale bien, irán apareciendo y haciendo de Hispania un juego cada vez mejor". La Fundación Villacisneros, además, no tiene ningún tipo de ánimo de lucro con esta iniciativa. "Si, con el tiempo, conseguimos sacar algunos beneficios, irían destinados a mejorar la aplicación o a las becas y ayudas que tratamos de ofrecer por otras iniciativas que tenemos.

Una Fundación por las víctimas del terrorismo

La Fundación Villacisneros nació en un primer momento para solidarizarse con las víctimas del terrorismo. Así lo explicó también Gómez-Pineda. "Esa sigue siendo una de nuestras principales funciones. Ofrecemos becas y ayudas a las víctimas, porque creemos que el olvido que sufren debe ser solventado". "España es un lugar maravilloso, pero también muy peculiar. Aquí somos capaces de solidarizarnos y protagonizar actos increíbles por personas del otro extremo del mundo, pero después, no somos capaces de hacer lo mismo por nuestro propio vecino". La situación del nacionalismo vasco es una de sus principales preocupaciones, y la desmemoria de la gente ante una situación que, según ellos mismos explican, "no ha cambiado en absoluto", les hace seguir promocionando estudios y documentales que profundicen en eso. Iñaki Arteta, sin ir más lejos, está ahora recaudando fondos para rodar Descendientes, un documental que estará centrado en la actualidad vasca y el día a día de las víctimas de ETA.

Además de eso, entre sus otras iniciativas fundacionales destacan la de "concienciar a la sociedad de su responsabilidad, que no pasa únicamente por ir a votar cada cuatro años; ofrecer becas y ayudas a la formación, tanto en grados como en posgrados; y fomentar el conocimiento de la historia, para hacer, como ya he dicho antes, que los españoles recuperen la ilusión de serlo", sentenció Gómez-Pineda. "Puede que sean metas un tanto ambiciosas, pero siempre es necesario apuntar alto".

A continuación