Un designio cultural

Agapito Maestre

Gonzalo García Pelayo es un extraordinario cineasta. Este creador incansable se propuso hace algo menos de un año rodar siete películas, pero dos semanas antes de los doce meses previstos ha terminado los rodajes de once películas, cuatro más del plan previsto. No hay en España un proyecto cultural que se iguale al de Gonzalo. Ya habrá tiempo de comentar cada una de esas obras. Cuatro de ellas ya han sido estrenadas con gran éxito de público y crítica. Habrá ocasión de pasar revista a cada una de ellas. Pero, ahora, sólo quiere levantar acta de la hazaña.

Cito por orden de rodaje los títulos de las películas: Dejen de prohibir que no alcanzo a desobedecer todo, Ainur, Así se rodó Costa quebrada, Alma quebrada, Arde, Chicas en Kerala, Diario tamil, Siete jereles, Tu coño, Pensamiento insurrecto y El otro lado de la realidad.

Gonzalo ha dirigido ocho de ellas y codirigido dos (con Pedro G. Romero y con Paco Campano) y la undécima fue dirigida por Paco Campano al no poder viajar a Argentina Gonzalo, cuando todo estaba preparado. Joserra Halcón fue ayudante de dirección en las once. Carlos Escolano realizó diez películas documentales y ficcionadas de larga duración, making of, de todas los rodajes (se han producido 21 películas en estos 11 meses y medio). Han rodado cuatro en Sevilla y provincia, dos en la India, dos entre Portugal y España, una en Jerez de la Frontera, otra en Argentina y otra en Kazajistán (poco antes de los sucesos que conmovieron ese país). Casi todas las localizaciones tenían que ver con viajes anteriores de Gonzalo García Pelayo y las ganas de rodar allí que todos esos lugares despertaron en la imaginación del director.

Los actores principales colaboraron en al menos dos películas. Su hermano Javier García Pelayo actúa en seis, Jose de los Camarones en cuatro, Perpetuo Fernández en tres, Chocolata en tres, Chipi la Canalla en tres, Silvia Rubí en tres, Pablo Piedras en tres, Canijo de Jerez, Olivia Orson, Jeri Iglesias, David Amón, Víctor Vázquez, Aida Khai, Sheila Ortega, Selina del Río, Nagot Picón, su nieta Cristina, Ginn Yann (también produciendo), Nerea Casares, un servidor de ustedes y el propio director, todos en dos. Hay que destacar la presencia de Alfonso Balón en varios making of.

Diez de las once películas fueron producidas por Gervasio Iglesias con la ayuda de su hermano Javier y su hija Vanessa. Pilar Campano fue la productora ejecutiva de esas diez. César Martínez fue el productor de Alma quebrada. Muchos colaboradores de producción, cámaras, sonido, maquillaje, vestuario, localizaciones, decorados, claquetistas, catering, conducción de vehículos, etcétera, realizaron más de una película.

En diez de ellas, José Enrique Izquierdo fue el director de fotografía, Alex Catalán fotografió la otra. Un equipo de guionistas (Jeri Iglesias, Chipi, Josema García Pelayo, Fernando Lobo, Luisa Grajalva y Emilio Porta) prepararon sinopsis, textos, monólogos, diálogos y voces en off de casi todos los films. Agapito Maestre y Pedro G. Romero se ocuparon de sus respectivos guiones. Está en preparación un libro con la abundante parte literaria de todas las películas.

Se ocuparon de muchas músicas originales Pepe Ortega y Josema García Pelayo, produciendo creaciones de Moi, Orlando, Musi y de ellos mismos. Canciones y temas de Fernando Arduán, Manuel Picón, Chipi, Luis Cobos Manglis, Carlos Cárcamo, Andrés Olaegui, boleros, cantes de Jerez, reposada música india, música religiosa, solos de guitarras eléctricas enfurecidas, etcétera, están en las bandas sonoras.

Mer Cantero, Paco Campano, Dario García García y Pablo Barce montaron (y están montando) las once películas con aportaciones decisivas de valor artístico, además del necesario componente técnico. Tras el montaje siguen los pasos de los procesos de etalonaje de la imagen y mezclas de los sonidos también controlados por el infatigable Joserra. Carlos Escolano rueda y monta sus documentales.

Óscar Fernández Orengo y Anya Bartels-Suermondt han hecho miles de extraordinarias fotografías de casi todos los rodajes que esperan ofrecer en exposiciones laterales a las proyecciones previstas de las 21 películas. Olga Parra Peinado realizó un magnífico cuaderno de rodaje con exquisitas pinturas en Kazajistán y repite actualmente labor con el rodaje de la undécima.

Lo he dicho, queridos lectores, y lo mantengo: no creo que exista en España un proyecto o, mejor dicho, un designio cultural a la altura del llevado a cabo por Gonzalo García Pelayo.

A continuación