En 'El Padrino' no pasa nada

Rosa Belmonte

Carlo Rizzi es el primer marido de Connie Corleone. Sale en El padrino y en un flashback de El padrino II. No acaba bien. Va de copiloto de un coche cuando muere. Vamos, lo matan. El actor que lo interpreta, Gianni Russo, trabajaría en más de 35 películas pero consiguió su papel en la obra maestra de Coppola por su relación con la mafia. Según el libro Supermob, hizo de intermediario entre la Paramount y un jefe de la mafia neoyorquina que había impedido el comienzo de la producción. Marlon Brando no lo quería en el papel y Gianni lo amenazó. Brando creyó que estaba actuando y cambió de opinión. Aquí puede haber tanta leyenda como en todo lo que él ha contado. Había revelado ya sus relaciones con Marilyn Monroe, Zsa Zsa Gabor y Liza Minnelli. También con Dionne Warwick, pero con esta estuvo más de diez años. Ahora ha sacado un libro, Hollywood Godfather: My life in the Mob and the movies, así que anda promocionándolo. Sexo, crímenes, gente famosa… Qué más quieres.

Como están pensando en llevarlo al cine, dice que quiere que lo interprete Leonardo DiCaprio. Y a Marilyn Monroe, Charlize Theron. Bueno. Es que cuenta que se acostó con una mujer por primera vez a los 15 años y que esa mujer fue Marilyn Monroe, con quien compartió amistad hasta la muerte de la actriz. Esto parece una canción de Dalila. Ella tenía 33 y él, 15. Lo de las minorías de edad sexuales a veces es ridículo. Ya me lo parece en el caso del chico de la bocazas Asia Argento con 17. Ay, pobre, qué pena. Pero Gianni Russo ya había matado un hombre a los 11 años. Acostarse con una mujer a los 15 es lógico. Apuñaló a un pederasta llamado Harold que trabajaba en un hospital. Él tenía polio desde los siete y pasó cinco años en el hospital. El tipo quiso abusar de él. Lo había hecho con otros niños. Por supuesto, con Marilyn se sintió el muchacho más afortunado de la Tierra. La conocía de la peluquería donde él trabajaba y le solía pedir que le lavara la cabeza. Mucho antes de que Robert Redford se la lavara a Meryl Streep.

The Sun, además de una entrevista con Russo, de 75 años, ha extractado parte del libro. Y es como una telenovela en la que pasa de todo. Un asistente de Marilyn lo invitó al Waldorf Astoria, donde estaba hospedada. "Me imaginaba que necesitaba que le ayudara con el pelo". Dice que la suite estaba hecha un desastre, que había ropa por todos lados, platos sucios en el sofá, la cama sin hacer. Y que ella parecía una mendiga. Llevaba una toalla y una copa de champán. Le ofreció una a él antes de quitarse la toalla e invitarlo a la bañera. Hombre, por lo menos se iba a lavar. Me quedo más tranquila, porque menuda guarrrilla (y no en el sentido en que lo diría el Recio de La que se avecina). Él se quitó la ropa y se metió en el baño sin saber qué demonios hacer ni qué esperaba ella. Y se quedaron en la cama todo el fin de semana. Que sí, que perdió la virginidad y todo eso. Pero mi frase favorita de su relato es esta: "Fue mi primera experiencia con el room service". Mucho mejor que el sexo.

Dice que no se lo contó a nadie porque era un caballero. De 15 años pero caballero. Y porque nadie lo habría creído. Hasta que en la preproducción de El padrino, Marlon Brando recordó y se lamentó de la temprana muerte de quien había sido su amante. "Rezumaba sexo. Hijo, era grande". Gianni asintió (todo esto según su relato) y Brando le preguntó si se había acostado con ella. Y para probarlo situó en su cuerpo una cicatriz. ¿No es adorablemente manido?

Pero sus revelaciones no acaban ahí, también asegura haber visto esnifar cocaína a JFK en el estómago de una estrella. Y a los 44 años (en 1988) volvió a matar a alguien. A un tipo que estaba abusando de una mujer en su casino de Las Vegas. Se revolvió con una botella de champán rota y le alcanzó la nariz, así que él le pegó un tiro en la cabeza y otro en el pecho. Y entonces la historia peliculera da otro vuelco porque el muerto era un hombre de Pablo Escobar. Ya ven, un libro (una película próximamente) en la que salen Marlon Brando y Pablo Escobar, Marilyn y Sinatra (padrino de todos sus hijos). De verdad que lo de Marilyn, pese a que es lo que todos los periódicos han reproducido, es lo de menos. ¿Una cabeza de caballo en la cama? No, a Russo le dejaron en su apartamento pollos muertos, salamandras y fotos de su hija Carmen. Se fue a Colombia a arreglar el asunto, pero lo torturaron. Hasta que Pablo Escobar se enteró de que había trabajado en El padrino. "¿Por qué no me lo has dicho antes? Soy un gran fan de la película". Él ya se veía siendo liquidado igual que en la película cuando lo subieron a un coche. De copiloto. Pero lo llevaron al aeropuerto. Al lado de esto, en El Padrino no pasa nada. Ni en Falcon Crest.

A continuación