Amorós y ‘La verdadera historia de la conquista de la Nueva España’

Se trata del libro del "primer novelista mexicano", que revisa la historia oficial de la expedición de Hernán Cortés desde un punto de vista distinto.

Libertad Digital

Una música exótica y extraña ha recibido esta mañana a Andrés Amorós en su habitual intervención en Es la mañana de Federico, en esRadio. "La gente se creerá que he terminado por volverme loco del todo", ha comentado él, antes de explicar que se trataba de una recreación de lo que debió ser, al menos remotamente, la música prehispánica mexicana en aquellos tiempos anteriores a la llegada de Hernán Cortés.

La razón de esa presentación tenía una explicación lógica, como siempre, e iba encaminada a crear el ambiente necesario para presentar un libro tan sorprendente como desconocido en nuestro país. "Se trata de La verdadera historia de la conquista de la Nueva España", ha explicado Amorós. "Un libro que es un antídoto contra la Leyenda Negra", y que fue escrito por Bernal Díaz del Castillo, uno de los poquísimos soldados españoles a las órdenes de Cortés en aquella conquista extraordinaria. "Curiosamente, una edición de bolsillo de hace unos años fue todo un best seller en Alemania, mientras que aquí apenas se conoce", ha comentado.

"Se trata de un libro muy moderno, para la época. El propio Carlos Fuentes dijo de Díaz del Castillo que fue el primer novelista mexicano". El problema, sin embargo, "es que es muy largo y a veces se puede hacer pesado". Por ello, Amorós ha querido recomendar algunas adaptaciones resumidas, como la de Eduardo Alonso editada por Círculo Rojo, La conquista de México, "que vale quince euros"; o las versiones algo más extensas de Alianza Editorial y Austral, con precios similares. "También existe una versión Ebook, titulada Cortés y Moctezuma, que vale apenas dos euros", ha añadido.

"Lo más llamativo, y por lo que el libro es realmente atractivo, es que cuenta la historia desde abajo", ha explicado Amorós. "La historia real es extraordinaria. Una aventura heroica y una hazaña bélica asombrosa. Y cuando concluyó, Hernán Cortés mandó escribir la historia oficial. Contra esa historia oficial, o revisándola, es contra lo que escribe Díaz del Castillo años después". Él era un soldado que participó en la contienda, y que "muestra al héroe desde abajo, y descubre de esa manera que Cortés no fue el único héroe, sino que todos lo fueron". En todo momento niega la supuesta crueldad que ya en aquella época comenzaban a achacarle a los españoles: "Éramos tan pocos que bastante teníamos con no ser aniquilados", escribió; y dotó a su relato de una fuerza inusual, gracias a las descripciones y al punto de vista de un soldado raso, asombrado como todos por las maravillas del nuevo mundo, y consciente de su incultura en comparación con la de los grandes señores. "No es la verdad oficial, pero es la verdad vista desde otro punto", ha sentenciado Jiménez Losantos.

A continuación