Play

'NBA 2K15': simplemente el mejor simulador de baloncesto

La veterana saga renueva su reinado en la nueva generación de consolas.

Victor Moyano / elsotanoperdido

Tensión, adrenalina y estrategia se combinan en un deporte que une a millones de personas en todo el mundo. No, no hablamos de fútbol, nos referimos al baloncesto, un juego que logra emocionar a grandes y pequeños bajo unos parámetros distintos, aunque del mismo modo nos hace levantar de la silla y aplaudir sus estratégicas jugadas. Todo un espectáculo hecho deporte donde la NBA brilla con luz propia. La liga regular estadounidense parece superarse año tras año, no sólo por su nivel de competitividad, también por su increíble puesta en escena; pero entrando en terreno digital, Visual Concepts es la máxima responsable de trasladar la esencia de la NBA a nuestros hogares. Con más de una década de reinado a sus espaldas y unos resultados francamente sobresalientes, la franquicia NBA 2K se ha convertido en el sello indiscutible del baloncesto virtual.

Esta temporada con NBA 2K15 la serie regresa con la intención de plantarle cara al mismísimo fútbol a base de mantener, ampliar y encandilar año tras años a un séquito de seguidores que esperan cada temporada la nueva propuesta del equipo de desarrollo. Ahora, que comience el partido.

La nueva generación de videoconsolas

Antes de pasar a desglosar las novedades para esta temporada es importante señalar lo sorprendente de su representación visual. Más allá de pulir aspectos de entregas predecesoras, la desarrolladora ha decidido dar un nuevo impulso en materia gráfica con el que dar más trabajo a los recursos que ofrecen las videoconsolas de nueva generación. Esto se traduce, directamente, en una vertiente técnica que nos sumerge por completo en el terreno de juego y que además permite que todas y cada una de las retransmisiones se vivan como en un partido televisado. Con más de 5.000 nuevas animaciones, una revisión de la física del balón, recreaciones que plasman al dedillo los movimientos más usuales de los deportistas y cantidades industriales de sudor, NBA 2K15 crea distancia entre las ediciones de Xbox One y PlayStation 4 frente a sus entregas anteriores.

Se ha aprovechado la potencia de la nueva generación de consolas para mejorarlo gráficamente

Si bien es cierto que las ediciones de Xbox 360 y PlayStation 3 también cuentan con un apartado técnico notable, no alcanzan las cotas de realismo que ofrece la experiencia en la nueva generación. En ambos casos con lo primero que nos encontramos será con el pertinente partido de prueba. El encuentro nos permite, en primera instancia, conocer las intenciones del simulador e ir conociendo las mejoras sin entrar en demasiada profundidad.

Uno de los elementos novedosos que incluye el título, más allá de depurar el sistema de control, es la incorporación de un semicírculo en los pies del jugador para controlar los tiros a canasta. Ahora no sólo haremos uso de la intuición para lanzar,y habrá que tener en cuenta la habilidad del deportista con el que vamos a realizar la acción, así como su lugar predilecto para lanzamiento. De esta manera, el semicírculo nos ofrece información rápida y eficaz sobre la probabilidad de anotar desde cualquier ángulo. Aunque pueda pasar como un simple detalle, el sistema invita a los nuevos jugadores a competir contra veteranos, ya que equilibra la balanza en gran medida.

Además de este añadido, el control ha sido revisado para construir un juego más natural e intuitivo, sin sacrificar por ello la profundidad que ofrece la simulación. Proteger, driblar, pasar y lanzar son movimientos que se ejecutan con los botones frontales, mientras que los gatillos se reservan para correr y fijar algunos movimientos. En el terreno de juego, además, se pueden ejecutar y planificar jugadas ensayadas, así como concentrar la energía en diversos estilos de ataque y defensa, algo que aumenta las posibilidades estratégicas. De hecho, NBA 2K15 logra transmitir esa tensión que se produce durante un encuentro igualado cuando el reloj ofrece sus últimos parpadeos, aprovechando las faltas para hacernos con una última posesión del balón y anotar, si somos lo suficientemente diestros, el tanto de la victoria.

Además de los equipos y jugadores de la NBA, también podremos jugar con los de la euroliga

Conducir el balón por la cancha y anotar unos tantos es fácil, pero si nuestra estrategia durante los cuatro cuartos es ésta, podemos despedirnos de la victoria. NBA 2K15 es un videojuego fácil de controlar durante los primeros compases pero complicado en su dominio, más si cabe en los niveles de dificultad más elevados.

NBA, euroliga y 'rookies' al alcance del jugador

NBA 2K14 quiso dejar el listón muy alto de cara a nuevas entregas y posibles competidores, de modo que para superar la marca la desarrolladora ha decidido recoger los modos de juego más emblemáticos de la serie y dotarlos de energías renovadas. En primer lugar se han ampliado los equipos de la euroliga, que se estrenó el año pasado con muy buena acogida; además, el modo MiCarrera recibe bastantes elementos para hacernos partícipes de cómo avanza en su trayectoria un novato; y, por supuesto, también encontramos los modos de liga y temporada, equipos de cartas e incluso la posibilidad de dirigir nuestra propia franquicia. Pero vayamos por partes.

Comenzaremos por el modo MiCarrera, que como es habitual se convierte en uno de los más divertidos del título. Si en anteriores ocasiones encarnábamos a un jugador del draft y nos volcábamos en las aspiraciones del deportista por convertirse en una estrella de la NBA, esta entrega permite diseñar nuestro propio jugador con un editor que puede escanear nuestro rostro gracias a la cámara de PlayStation y el sistema Kinect. Un detalle que permite olvidarnos de complicados parámetros. Se empieza con poco, y comenzaremos con un contrato de diez días en uno de los clubs que estén interesados en nosotros, y a partir de aquí comienza un periplo de sacrificio, ya que tendremos que demostrar, día tras día y partido tras partido, que nuestro destino es firmar con uno de los grandes de la NBA. Pero hay mucho por recorrer y en este caso se exige al jugador todo el ejercicio de sus habilidades durante los escasos minutos en los que el entrenador confía en nosotros. Dar buenos pases, evitar que el atacante emparejado se escape, y anotar algún que otro tanto son elementos que con algo de continuidad terminarán convenciendo al cuerpo técnico. Aquí entran en escena estrellas que exponen sus experiencias para darle un sentido a la historia, mucho más humana.

Ahora nos vamos a la calle para descubrir el modo Parque, un sitio donde somos identificados con nuestro avatar en una cancha callejera donde medir nuestras fuerzas con otros usuarios, en solitario o en equipo. También disponemos de la posibilidad de crear ligas personalizadas y franquicias con bastantes parámetros modificables, algo que permite una experiencia de juego a gusto del consumidor. Ligas y temporadas hasta un máximo de 80 años, ya sea en solitario o cooperativo, combinando equipos de la euroliga y la NBA. En el apartado MiEquipo, se pone a disposición del jugador una suerte de cartas con las que editar a un conjunto de ensueño, con estrellas de hoy, viejas glorias y mucho jugador histórico en los quintetos iniciales. Se incluye en este modo, además, una casa de subastas que invita a apostar por jugadores entre usuarios.

Podemos crearnos nuestra propia liga

Los amantes de la gestión pueden pasar horas decidiendo el devenir de una franquicia con el modo General Manager. Aquí se puede dirigir desde la cúpula los designios del club. Plantilla, salarios, equipación, merchandising, profesionales de diversa índole y muchos parámetros se encuentran entre los elementos a disposición del jugador con el único objetivo de llevar la franquicia a lo más alto. La cosa no acaba ahí, también existe la interacción con redes sociales y bases de datos para conocer el estado de los jugadores, su reputación y un buen número de detalles a tener en cuenta, de todos modos y llegado el caso siempre podremos controlar al equipo directamente en el partido si el resultado simulado corre en contra.

Pharrell Williams está en casa

El rapero Jay-Z produjo NBA 2K13 y se hizo cargo de seleccionar la música del simulador, LeBron seleccionó las bandas de su secuela y en NBA 2K15 Pharrell Williams ha sido el encargado de confeccionar la banda sonora del título. Desconocemos quien tomó la decisión, pero la música en esta entrega es bastante peculiar. Los ritmos de The Black Keys y Red Hot Chilli Peppers se combinan con temas de Major Lazer, la contundencia de Depeche Mode y el rap de Snoop Dogg. No faltan tampoco las canciones del propio Williams.

Además de en la sopa, también está aquí

En cuanto al idioma y los comentarios para nuestro país, volvemos a contar con Sixto Miguel Serrano, Jorge Quiroga y Antoni Daimiel, que regresan con muchas más horas de grabación, aunque los amantes del American Way of Life siempre pueden cambiar a los comentarios originales.

Conclusiones

Con todo lo anterior, que no es poco, el cóctel que ofrece NBA 2K15, para la nueva generación de videoconsolas está dispuesto a comerse las expectativas de cualquier amante del baloncesto. Un juego con una jugabilidad deliciosa, una atmósfera inmersiva y muchas mejoras en el plano gráfico. La serie continúa con su increíble dinámica de superarse a sí misma temporada tras temporada. De modo que rookies, MVPs, jugadores veteranos, estrellas clásicas, jugadores en activo y en definitiva, cualquiera que sepa divertirse con un balón, tiene una cita con el posiblemente mejor simulador de basket que haya pasado por nuestras manos.

A continuación