Play

'Lego Marvel Super Heroes', poco innovador pero divertido

La virtud y el defecto de este título es que es justo lo que cabía esperar conociendo los anteriores títulos de Lego.

EP/Jesús Delgado

Lego contrataaca. En esta ocasión lo hace reconstruyendo con piezas el asombroso y trepidante mundo de los cómics de superhéroes Marvel. Hulk, Spiderman, Capitán América y el resto de Los Vengadores serán las estrellas de este nuevo juego de Lego.

Lo mejor:

  • Mecánica sencilla y adictiva
  • La posibilidad de recorrer Nueva York como Spiderman, a base de telarañas

Lo peor:

  • Poca innovación respecto a anteriores títulos
  • Los guiños frikis que solo entenderán los más comiqueros y fans de las pelis

El último título de Lego realizado por Traveller's Tale y Warner Bros nos abre una nueva ventana a un universo que ya habían explorado anteriormente: los superhéroes. Pero donde los dos juegos anteriores de Batman nos servían para profundizar en el universo DC, el nuevo título coquetea con la competencia y presenta su propia versión de Lego de Marvel Cómics.

Así, en Lego Marvel Super Heroes el jugador tendrá la oportunidad de encarnar a la legión de superhéroes de la Casa de las Ideas. Desde clásicos como Spiderman, Lobezno, Hulk o Iron-Man hasta anti-héroes tan populares como puede ser Masacre (Deadpool) e incluso villanos de la talla de Loki y el Doctor Muerte.

La historia de Lego Marvel Super Heroes arranca con un nuevo universo Marvel, inspirado estéticamente en las películas y en los cómics más modernos, pero alejado por completo de intrincado culebrón de los más de 50 años de la editorial. De este modo, la llegada al planeta Tierra de un misterioso surfista plateado (Estela Plateada), hace que el mundo de Marvel Lego se vea amenazado por partida doble. Por un lado, los villanos propios de la casa, haciendo sus maldades, y a los que el jugador deberá detener a lo largo de diversos niveles, y por otro, un mal extraterreste que resulta ser una "sorpresa" prácticamente anunciada desde la introducción del juego.

Mismas mecánicas, misma diversión

Lego Marvel Super Heroes no es en modo alguno un juego innovador, revolucionario ni tampoco es el último grito en materia de videojuegos. Sin embargo, nadie que haya jugado a anteriores Legos se sentirá decepcionado.

Por un lado, la mecánica es la misma de siempre desde los orígenes de estos juegos en los Lego Star Wars: el jugador avanza por niveles manejando a dos (o más) personajes del mundillo con habilidades propias, las cuales sirven para resolver puzzles y abrir nuevas áreas por las que ir avanzando. Habitualmente, además, estos puzzles tendrán que resolverse destrozando primero estructuras levantadas con piezas de Lego, las cuales se reciclan y sirven para hacer nuevos objetos con los que avanzar.

La mecánica no cambia respecto a anteriores juegos de Lego

Además, se ha implementado el sistema de "mundo abierto" que se vió en Lego El Señor de los Anillos y Lego Batman 2, por el cual es posible es moverse entre fases y fases. Este mundo es en esta ocasión la ciudad de Nueva York, marco principal de las aventuras de los héroes de Marvel, y el Helitransporte (la base móvil de la organización SHIELD), la cual hace las veces de centro neurálgico en donde el jugador podrá adquirir nuevos objetos, personalizar muñecos y disfrutar del resto de opciones habituales.

Ahora bien, este mundo abierto es bastante grande y recorrerlo puede ser de vértigo. Ya sea saltando a lo Hulk entre áreas y áreas, volando como Iron Man, o lanzando telarañas entre los edificios al estilo Spiderman, su exploración no es nada corta, ni tampoco aburrida. Además, la inclusión de nuevos tipos de figuras (las gigantes como Hulk) ofrecen algunas novedades para los que busquen jugar a "lo bruto".

¿Pero significa esto que el juego no tiene ninguna novedad más? Ciertamente existen algunas novedades como los retos y desafíos (muy divertidos, por cierto), inspirados en los cómics y las películas tales como juntar en una misma partida al Capitán América y a la Antorcha Humana (que casualmente están interpretados por el mismo actor en el universo Marvel del cine), hacer enfadar a Hulk o, incluso, rescatar constantemente a Stan Lee, el gran guionista que dio pistoletazo a los cómics en los 60 y que a día de hoy es todo un icono popular de Estados Unidos.

Desgraciadamente, también hay que destacar que aunque la historia sigue sosteniéndose en base al humor blanco e inocente de los juegos de Lego, muchas referencias y bromas están hechas por y para comiqueros y es posible que si el jugador no tiene un poquito de culturilla friki se sienta perdido con ellas.

Apartado técnico

Gráficamente, cabe destacar que Lego Marvel Super Heroes ha mejorado bastante desde el anterior título de Lego. Sin ser tampoco un avance espectacular, la definición de escenarios y personajes es palpable, así como sus escenas de video. Y todo ésto sin que apenas se encuentren fallos técnicos, tan habituales en anteriores títulos.

Los villanos también están muy conseguidos

Respecto al sonido, cuenta con una banda sonora propia bastante marchosa, que recuerda bastante a las de la película de Los Vengadores o la teleserie Agentes de SHIELD (que en España emite Cuatro). Por ello, la ambientación está asegurada.

En cuanto al doblaje, muchos de los personajes son los mismos de las series de dibujo de la actualidad (a Spiderman le sigue doblando Roger Pera) y otros son auténticos figuras como Alfonso Vallés, quien diera voz a Solid Snake en su día, de ahí que el trabajo sea sobresaliente en este aspecto. Aunque eso sí, al tener que doblar el mismo actor a varios personajes a la vez el resultado final desluce un poco. Al menos si el jugador se pone exigente, claro. Eso y que ciertas traducciones no son del todo fieles, hacen que al final el doblaje se quede algo cojo.

Valoración final

El presente juego se puede resumir en un una sola frase: superhéroes trasteando con piezas de Lego. Y cómo diría como diría Stan Lee: ¡¡Excelsior!! Lego Marvel Super Heroes es un título que tiene todos los ingredientes para tener una vida útil bastante larga. A saber: adictivo, divertido, bien construido y para nada pretencioso.

Y aunque es cierto que la fórmula se repite y vuelve a ser la de siempre, lo cual es un punto negativo, no debería ser tampoco un detalle que lo condene. Después de todo, los jugadores que adquieren estos juegos saben a lo que van: a destrozar bloques y a construir cosas nuevas. Y en ese aspecto, Lego Marvel Super Heroes cumple lo que promete.

A continuación