Descubren radiación en los collares anti 5G y prohíben su uso y venta en Holanda

"No lo use más, guárdelo de manera segura y espere las instrucciones de devolución", alerta la autoridad de seguridad nuclear holandesa.

LD/Agencias

"Hay gente para todo", es ese comentario recurrente que nos viene a la cabeza cuando nos dicen que hay una corriente de opinión que considera que las redes de tecnología 5G bombardean con radiación a los ciudadanos. Pero lo cierto es que esta corriente no sólo ha protagonizado algún ataque a instalaciones de este tipo de tecnología, sino que apadrinan la lucha contra este avance tecnológico y sus supuestas radiaciones con pulseras y collares mágicos.

Tanto es así que si uno pone, por ejemplo, "collares anti 5g" en distribuidoras de productos de internet aparecen infinidad de ofertas para adquirir los mágicos escudos para resguardarnos de la tecnología 5G.

Que la Organización Mundial de la Salud haya dicho que las redes móviles 5G son seguras y que, además, no son diferentes a las señales 3G y 4G, no parece suficiente para los que se adscriben a esta corriente de opinión. Tampoco lo es que expertos en radiación insistan una y otra vez en que estas redes móviles no son dañinas para el ser humano.

Lo que sí se ha demostrado perjudicial para la salud han sido, precisamente, los collares mágicos con los que estos negacionistas de la tecnología se equipan para protegerse del "temible" 5G.

La información llega desde Holanda, donde las autoridades de seguridad nuclear y protección radiológica han emitido una advertencia sobre diez productos de los denominados "collares anti 5G" que emitían una radiación ionizante, esta sí, dañina para la salud.

Por eso se ha instado a las personas a no usar estos productos y a guardarlos en lugares seguros a la espera de su devolución. Según ha informado la BBC, las personas que lleven estos collares durante un tiempo prolongado podrían llegar a desarrollar problemas de salud.

Además de collares y medallas anti 5G, se venden máscaras para dormir o pulseras, incluso para niños. "No lo use más, guárdelo de manera segura y espere instrucciones de devolución" ha dicho la autoridad de seguridad nuclear y protección radiológica holandesa.

En Holanda ya se les ha informado a los proveedores de este tipo de productos que su venta está prohibido y debe detenerse de inmediato. Además, están obligados a informar a sus clientes sobre los efectos adversos del producto.

A continuación