Google presenta su tableta convertible Pixel Slate con Chrome OS y el móvil Pixel 3

Google quiere competir con el iPad Pro con esta nueva tableta de gama alta convertible en portátil.

LD/Agencias

Google ha presentado este martes en Nueva York (Estados Unidos) su nueva tableta convertible Pixel Slate, un dispositivo con sistema operativo Chrome OS diseñado para jugar y trabajar, con funciones de escritorio como el navegador Chrome y Adobe Acrobat. La pantalla presenta 293 píxeles por pulgada y 6 millones de píxeles en total, con un diseño con bordes redondeados, como ha explicado la compañía en el evento.

El convertible cuenta con dos altavoces estéreo orientados en el frontal de la pantalla para orientar el sonido directamente hacia el usuario. Incluye cámara frontal y trasera de 8 megapíxeles, con modo retrato y selfis con gran angular y píxeles de gran tamaño para condiciones de baja iluminación.

La pantalla puede dividirse para usar dos aplicaciones al mismo tiempo, a través de varias funciones que aproximan su uso al modo escritorio de los ordenadores de sobremesa, como la integración de la versión de escritorio del navegador Chrome, así como la suite de programas de Google y Adobe Acrobat.

Slate integra compatibilidad como el Asistente de Google, y en cuanto a herramientas de protección, cuenta también con el chip de seguridad Titan y con protección antivirus de serie. El botón de inicio se sitúa en un lateral del dispositivo y es, además, un sensor de huellas.

Pixel Slate se ha presentado junto con un teclado personalizado que se activa nada más conectarlo a la pantalla. Las teclas presentan una forma redondeada con retroiluminación, y puede ajustarse a cualquier ángulo. También es compatible con el lápiz óptico Pixelbook Pen.

El convertible estará disponible en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá por un precio de 599 dólares. El teclado, que se vende aparte, tendrá un precio de 199 dólares y el lápiz óptico, de 99 dólares.

Pixel 3, con mejoras en la cámara y Android 9

La nueva familia de móviles Pixel 3 mejoran sus características y las prestaciones de la cámara respecto al modelo anterior con la aplicación de inteligencia artificial, como el modo Super Res Zoom, para mejorar las capturas ampliadas, o Group Selfie, para optimizar los selfis grupales. Se compone de dos dispositivos, un modelo estándar con un tamaño de pantalla de 5,5, y la versión XL, con una diagonal de 6,3 pulgadas. Ambos integran un procesador Qualcomm Snapdragon 845 y funcionan con el sistema operativo Android 9 Pie. También integra el chip de seguridad Titan.

La compañía ha centrado sus esfuerzos en la cámara, para ofrecer nuevos modos que, con la aplicación de la inteligencia artificial, mejoran la calidad de las fotografías capturadas. El modo Night Sight mejora las capturas en condiciones de poca iluminación. La inteligencia artificial equilibra las zonas con iluminación y las oscuras, y reduce tanto el movimiento como el ruido para mostrar una imagen clara.

Super Res Zoom es otro modo introducido en la cámara que mejora la imagen que se captura con zoom de zonas alejadas. Reduce el ruido y las partes movidas, y define los elementos que aparecen en la imagen. Con el modo, Top Shot, de un disparo hecho por el usuario, la cámara realiza varias capturas consecutivas para, con la inteligencia artificial, sugerir la mejor captura.

En la cámara frontal, las novedades van enfocadas a mejorar los autorretratos y las fotos grupales. El modo Group Selfie Cam hace que todas las personas del grupo aparezcan en el encuadre, de forma clara, y con espacio de fondo, para lo que aprovecha el sistema de cámara dual para proporcionar una apertura hasta un 184% mayor.

Google también ha introducido características que buscan, como ha explicado, hacer más divertidas las fotografías. Es el caso de Photo Booth, que simula un fotomatón, con el tiempo entre disparos, o Playground, que introduce la realidad aumentada en las imágenes, con elementos que interaccionan con el usuario según sus gestos y expresiones.

Google Lens, la aplicación de cámara con inteligencia artificial de la compañía, introduce novedades, como la posibilidad de leer una tarjeta de contacto, con el fin de identificar un email, y abrir la app Gmail para enviar un correo electrónico, o la dirección física, para buscar la ubicación en Maps.

Como parte de las herramientas de Android, Pixel 3 y 3 XL tienen Digital Wellbeing, un conjunto de herramientas que ayudan al usuario a gestionar el uso que hace del smartphone. Ofrece una vista del tiempo dedicado al móvil, del tiempo que se ha pasado con cada aplicación, cuántas veces se ha desbloqueado el móvil, entre otra información.

Esta herramienta permite, también, establecer temporizadores en las aplicaciones, para no sobrepasar el tiempo de uso. Una vez se cumple el plazo establecido, la app queda en pausa el resto del día. Otra función es Flip to Shhh que, cuando el móvil se coloca boca abajo, se pone en modo silencio automáticamente.

El diseño de Pixel 3 difiere del que presenta Pixel 3 XL. Este segundo presenta un módulo en la parte superior donde está alojada la cámara dual. Los dos terminales están fabricados en cristal, con dos texturas distintas en la parte posterior –la parte superior más brilla, y el resto en mate con un tacto suave para que no resbale–, con los marcos de metal. Estará disponible en los colores blanco, negro y rosa claro.

La gama de móviles Pixel 3 saldrá a la venta en España el 2 de noviembre por un precio que parte de los 849 euros, mientras que Pixel 3 XL se venderá desde 949 euros para su versión de partida. En ambos casos llegará con Orange.

La compañía también ha presentado Pixel Stand, una base de carga inalámbrica Qi que soporta el Asistente de Google. Activa en el dispositivo distintas funciones cuando está conectado, como Sun Rise, para establecer una alarma despertador. Si, por ejemplo, está conectado a un sistema inteligente en el hogar, como un timbre inteligente, se puede ver quién está en la puerta.

A continuación