Whatsapp y las redes sociales, lo que más estrés causa a los españoles

Un 55% de la población se puede identificar como adicta. Su uso altera horarios de sueño, hábitos saludables y costumbres diarias. 

LD/Agencias

La llegada de los nuevas tecnologías de comunicación como las redes sociales influyen también en la vida cotidiana de las personas, y herramientas como las aplicaciones de mensajería son las que más estrés provocan en los usuarios, que contestan al 75% de los mensajes al momento.

El observatorio de los centros Nascia sobre tecnología y estrés ha elaborado una lista con las aplicaciones que más estrés provocan en la población española usuaria de dispositivos móviles, y sitúa a las aplicaciones de mensajería como las más estresantes, seguidas de las redes sociales y del correo electrónico.

Por encima de otras, estas aplicaciones generan un estrés adicional entre los usuarios de dispositivos móviles hasta el punto que altera horarios de sueño, hábitos saludables y costumbres diarias, según el estudio de Nascia, basado en las experiencias de los pacientes.

Las aplicaciones de mensajería instantánea son las que ocupan el primer puesto del ranking, ya que actualmente los usuarios contestan al 75% de los mensajes que reciben al momento. Los españoles pasan al menos una hora diaria respondiendo mensajes.

Como ha asegurado Nascia, se entiende que "no contestar implica ignorar a la otra persona y existe una necesidad autoimpuesta de responder", aunque se trata de una obligación que proviene de los propios usuarios y resulta posible responder en otro momento.

Otras de las aplicaciones que compiten por este primer puesto son las redes sociales. Hasta dos veces al día es la media en la que los españoles suben publicaciones en cada red social. Esto se debe tanto a la necesidad de estar informado como de contar lo que se hace y buscar aprobación, según el estudio.

Tras mensajería y redes sociales, se sitúa el correo electrónico. Revisar el correo es una tarea que los españoles hacen un mínimo de dos veces al día, según el estudio, que atribuye este fenómeno tanto a necesidades laborales como a la curiosidad.

La investigación de Nascia concluye haciendo referencia a la relación entre el estrés y la ausencia de interacción, destacando que un 55% de la población tiene la necesidad de estar conectada y se puede identificar como "adicta". Dentro de diez años los casos por estrés tecnológico triplicarán los existentes hoy, según la empresa.

A continuación