Los libros electrónicos con luz propia pueden perjudicar el sueño

Un experimento sugiere que leer este tipo de libros dificulta que nos quedemos dormidos y reduce la sensación de somnolencia.

LD/Agencias

Esta es la principal conclusión de un estudio que publica la revista PNAS: el uso de libros electrónicos con iluminación propia o de otras fuentes de luz de tipo electrónico puede cambiar los ritmos circadianos y afectar de manera negativa el sueño.

La luz tenue durante la tarde es importante para los ritmos circadianos, permitiendo la producción de melatonina, sustancia que regula el sueño.

Para examinar el efecto que provoca en el sueño la luz artificial brillante, como la que producen los libros electrónicos con luz propia, un grupo de investigadores, liderados por Anne-Marie Chang, del Hospital Brigham, compararon la calidad del sueño de un grupo de personas leyendo tanto libros electrónicos como de papel.

Durante el estudio, una docena de personas leyó, con luz tenue, durante cinco días consecutivos un libro electrónico con iluminación propia, cuatro horas antes de ir a dormir y luego hicieron lo mismo pero en un libro impreso.

Chang explicó que cuando los participantes en el estudio leían un e-book autoiluminado "les llevaba más tiempo quedarse dormidos, tenían menos sensación de somnolencia durante el anochecer, segregaban menos melatonina y a la mañana siguiente se reducía su estado de alerta" que cuando leían un libro tradicional.

Al usar un lector de libros electrónicos, los participantes en el estudio registraban niveles contenidos de melatonina por al anochecer y cambios en los ritmos circadianos del sueño y el despertar.

A continuación