YotaPhone 2 y su pantalla trasera de tinta electrónica llegan a Europa

Un dispositivo caro pero sin duda original, que emplea su segunda pantalla entre otras cosas para ahorrar batería.

LD/Agencias

La nueva generación del original smartphone YotaPhone –con dos pantallas que incorporan Gorilla Glass 3, una de ellas de tinta electrónica y la otra LCD– llega a Europa este miércoles a un precio de 700 euros. Este dispositivo que tan solo pesa 145 gramos, tiene un gran diseño y un grosor muy fino (144 x 69,5 x 8,9 milímetros).

El terminal monta un procesador Qualcomm Snadragon 800 de cuatro núcleos a 2,2GHz. Tiene una memoria RAM de 2GB y una capacidad de almacenamiento interno de 32GB. En una cara del terminal encontramos una pantalla normal de 5 pulgadas, con una resolución de 720 por 1280 píxeles. En el otro cuenta con una pantalla de tinta electrónica un poco más pequeña, de 4,7 pulgadas, con una definición mejorada con respecto a la primera versión del teléfono.

Este dispositivo tiene dos cámaras: la trasera de ocho megapíxeles con autofocus y LED flash (que puede utilizarse para hacer "selfies" de alta definición gracias al YotaMirror). Por su parte, la cámara frontal cuenta con 2MP. Además YotaPhone cuenta con conectividad 4G, así como wifi y NFC para el pago con móvil.

YotaPhone 2 incorpora el modo YotaEnergy que cambia automáticamente todas las funciones, incluyendo llamada y textos, a la pantalla trasera de tinta electrónica –llamada Yota Always-On Display– cuando la batería llega al 15 por ciento, lo que añade otras 8,5 horas de uso.

Por su parte, el modo YotaMirror permite utilizar cualquier aplicación Android en la segunda pantalla, desde las aplicaciones de lectura de libros digitales más populares hasta las de mensajería, pasando por la música en streaming y cualquier otra actividad que se pueda beneficiar de una mayor vida de la batería y legibilidad.

El tercer modo, YotaSnap, permite conservar información en la pantalla trasera incluso cuando la batería se agote por completo. Por último, YotaCover tiene la finalidad de que el usuario convierta su Yota Always-On Display en algo privado con un solo toque.

Yotaphone 2 ya está disponible en Londres, donde la compañía ha abierto su primera tienda en la tarde de este miércoles 3 de diciembre. También está a la venta en 20 países de Europa, CIS y Oriente Medio desde su web. Este smartphone cuesta 555 GBP en Reino Unido y 699 euros en el resto de Europa. Se espera que esté disponible en Hong Kong a finales de diciembre de este año y en Taiwán en el primer trimestre de 2015. La disponibilidad para China y otros mercados asiáticos empezará en el primer trimestre de 2015; le seguirán EEUU, Canadá y Latinoamérica.

"Creemos que nuestra tecnología constituye una nueva especie de dispositivo móvil, que no sólo integra una potente pantalla eficiente para libros electrónicos, sino haciendo que las dos pantallas trabajen en total armonía", ha señalado el CEO de Yota, Vlad Martynov.

A continuación