Play

Amazon empieza a usar robots para ayudar a servir pedidos en sus almacenes

Estos aparatos se están utilizando ya en diez de sus almacenes en Estados Unidos.

Libertad Digital

Amazon ha aprovechado el Cybermonday para mostrarnos qué ha hecho con la compra de la empresa de robótica Kiva Systems por 775 millones de dólares en 2012. Sus nuevos almacenes emplean robots que permiten que sus empleados no recorran kilómetros de estanterías en busca de productos, sino que sean éstas las que se muevan hasta sus empleados, como aquello de Mahoma y la montaña.

Cada uno de estos robots pesa 145 kilos, pero puede trasladar estanterías de hasta 340 kilos de peso. Y pese al enorme tráfico que puede provocar un día de tanto movimiento como el Black Friday o el Cibermonday, se mueven a toda velocidad sin colisionar entre sí ni contra otros obstáculos.

Además de estos robots, Amazon también ha presumido de contar con Robo-Stow, un gigantesco brazo robótico que permite mover grandes cantidades de productos, nuevos sistemas de visión automatizados para permitir la descarga y recepción de un contenedor en sólo 30 minutos y unos sistemas gráficos para facilitar a los empleados el proceso de cumplimentar el pedido de un cliente.

Esto no significa que vayan a reducir plantilla, aunque sin duda les permitirá reducir el número de empleados nuevos que necesitan. Aún así, Amazon contratará a 80.000 personas durante el periodo de ventas navideño, lo que supone un 14% más que el año pasado.

A continuación