Fomento recuerda que sólo el Ejército puede usar drones en España

Los aviones no tripulados no se pueden utilizar para "la fotogrametría, los reportajes gráficos, ni para la detección de incendios" entre otros.

LD/ Agencias

El Ministerio de Fomento ha establecido los límites al uso de drones civiles en toda España. "No está permitido, y nunca lo ha estado, el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o profesionales, para realizar actividades consideradas trabajos aéreos", según la normativa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) publicada este miércoles.

La AESA ha dejado claro que "en España no está permitido el uso de drones para aplicaciones civiles". No es el caso de los aviones no tripulados con uso militar, que se rigen por una normativa específica, ni de los drones "con un fin exclusivamente deportivo o de recreo", que son considerados aeromodelos y cuyo uso tiene su propia regulación.

De este modo, no se podrán utilizar en España aquellos aviones no tripulados, pilotados por control remoto, que realicen trabajos aéreos como "la fotogrametría, agricultura inteligente, reportajes gráficos, detección de incendios forestales o inspección de líneas de alta tensión, reconocimiento de los lugares afectados por catástrofes naturales para dirigir las ayudas adecuadamente", entre otros. Por el contrario, sí estará permitido el uso de estas aeronaves cuando están dedicadas al ocio.

Los particulares, explica la norma de la AESA, pueden adquirir modelos de este tipo con cámara incorporada, GPS o sistemas de radiocontrol, etc., pero "en ningún caso podrán utilizarlos para una actividad profesional o con carácter comercial". Los aeromodelos pueden volar por debajo de los 100 metros de altura, aunque con determinadas restricciones. Tienen prohibido, por ejemplo, el vuelo sobre núcleos urbanos o grupos de población como playas o conciertos. Además deberán volar en zonas habilitadas para ello. En caso de incumplimiento, la normativa incluye sanciones económicas.

Con la aplicación de esta normativa, los proyectos pensados para uso de drones civiles como el Centro Atlas de Vuelos Experimentales de Villacarrillo, en Jaén, o el proyecto CEUS, en Moguer (Huelva), en el Parque Natural de Doñana, quedarían invalidados. Además, AESA está trabajando en la regulación específica de estas aeronaves en colaboración con la industria para perfilar determinadas condiciones y limitaciones. Mientras tanto, los drones civiles no se podrán utilizar en España para realizar trabajos aéreos.

A continuación