Remedios de la abuela contra el estreñimiento

El estreñimiento es un trastorno muy común pero que puede ocasionar molestias en el día a día. Hay algunos remedios naturales que pueden combatirlo.

Belén Lázaro

¿Hinchazón abdominal, gases, pesadez? Esos son algunos de los síntomas del estreñimiento, algo que puede combatirse con remedios naturales. De hecho, seguro que más de uno en ocasiones se ha preguntado si existen remedios caseros que puedan ayudar a combatir las épocas de estreñimiento y otros trastornos intestinales, sin necesidad de recurrir a los productos médicos.

Hay quien recurre a los laxantes ante los primeros síntomas; sin embargo, antes de acudir a ellos se pueden buscar alternativas naturales. De esta forma, se puede comprobar si es posible acabar con el estreñimiento sin necesidad de recurrir a medicamentos que pueden llegar a provocar que el organismo se acostumbre.

Si se va al baño menos de tres veces por semana se puede decir que se tiene estreñimiento. Y si, ante los primeros síntomas de estreñimiento, se recurre a laxantes el cuerpo puede llegar a acostumbrarse a ellos y los intestinos pierden el interés por moverse y solo reaccionan ante el laxante. Para evitarlo, hay algunos remedios caseros para el estreñimiento fáciles, naturales y sobre todo efectivos.

¿Qué se puede hacer cuando no se puede defecar?

  • Beber más agua

Deshidratarse con regularidad puede causar el estreñimiento. Para evitar esto, es importante beber suficiente agua y mantenerse hidratado. Cuando una persona está estreñida, es posible que encuentre alivio al beber agua carbonatada. Esto puede ayudar a rehidratarse y lograr mejor movimiento.

Algunos estudios han encontrado que el agua con gas es más eficaz que el agua corriente para aliviar el estreñimiento. Esto incluye a las personas con indigestión o dispepsia, y a las personas con estreñimiento idiopático crónico.

Sin embargo, ingerir bebidas carbonatadas como refrescos azucarados no es una buena idea, ya que estas bebidas pueden tener efectos perjudiciales para la salud y pueden empeorar el estreñimiento. Algunas personas con síndrome de intestino irritable (SII) encuentran que las bebidas carbonatadas empeoran sus síntomas, por lo que sería mejor que eviten el agua con gas y otras bebidas carbonatadas.

Remedios de la abuela para el dolor de garganta
  • Comer más fibra, especialmente fibra soluble, no fermentable

Para tratar el estreñimiento, los médicos suelen decirles a las personas que aumenten su ingesta de fibra dietética. Esto se debe a que incrementar la ingesta de fibra aumenta el volumen y la consistencia de los movimientos intestinales, haciendo que sea más fácil eliminar los deshechos, también ayuda a que pasen por el sistema digestivo más rápidamente.

De hecho, una revisión de 2016 encontró que el 77% de las personas con estreñimiento crónico se benefició de la suplementación con fibra. Sin embargo, algunos estudios han encontrado que el aumento de la ingesta de fibra en realidad puede empeorar el problema. Otros informan que la fibra dietética mejora la frecuencia de las heces, pero podría no ayudar con otros síntomas de estreñimiento, como la consistencia de las heces, el dolor, la hinchazón y los gases.

Esto se debe a que diferentes tipos de fibra dietética tienen diferentes efectos en la digestión. Hay muchas fibras dietéticas diferentes, pero en general, se dividen en dos categorías: fibras insolubles y fibras solubles. Fibras no solubles, presentes en el salvado de trigo, verduras y granos enteros, añaden volumen a las heces y pueden ayudar a que pasen más rápida y fácilmente a través del sistema digestivo.

Las fibras solubles, presentes en el salvado de avena, cebada, nueces, semillas, frijoles, lentejas y guisantes, así como en algunas frutas y verduras, absorben agua y forman una pasta con textura de gel, que suaviza las heces y mejora su consistencia.

  • Ir al baño cuando se tienen ganas

Uno de los mejores trucos para ir al baño es que no se intenten aguantar las ganas de ir al baño. Siempre lo mejor es hacer caso al cuerpo.

Es posible que si uno se encuentra en el trabajo o en un lugar público no resulte cómodo hacerlo. Aún así, es importante no dejarlo para más tarde y hacer caso al cuerpo. El ritmo que manda el sistema digestivo responde a una razón: está avisando de que está preparado para expulsar lo que ya no necesita. Hay que escucharlo y seguir su ritmo para que se acabe bailando al mismo son.

  • Moverse mucho y realizar ejercicio físico

Estudios realizados recientemente a personas con trastornos digestivos han demostrado que aquellas que practican deporte o realizan ejercicio de forma regular notan una disminución en algunos síntomas más molestos, como el estreñimiento.

Los estudios han vinculado los estilos de vida sedentarios con un mayor riesgo de estreñimiento. Debido a esto, algunos expertos en cuidado de salud recomiendan aumentar el ejercicio para mover las heces. Dicho esto, no todos los estudios coinciden en que el ejercicio trata el estreñimiento. Otros estudios han informado que, aunque el ejercicio no siempre mejoraba el número de veces que las personas iban al baño, sí reducía algunos síntomas y mejoraba la calidad de vida de las personas.

En las personas con síndrome de intestino irritable, el ejercicio moderado (caminar a paso ligero) puede mejorar los síntomas digestivos y las puntuaciones de calidad de vida. Sin embargo, para algunos, el ejercicio vigoroso (trotar) podría empeorar los síntomas. Por norma general, lo ideal es intentar hacer un poco de ejercicio suave, como caminar regularmente, nadar, montar en bicicleta o correr.

¿Qué ayuda a ir al baño?

  • Beber mucho líquido

Es importante tratar de beber mucha agua, infusiones y zumos naturales a lo largo de todo el día. Diversos estudios han demostrado que las heces son más blandas cuando la hidratación del organismo es la correcta. De esta manera tampoco se tendrá que realizar tanto esfuerzo en el momento en que expulses las deposiciones. Como consejo para aquellos que sufren de estreñimiento, pueden probar a beber agua con gas porque ayudará a la hidratación y a que el intestino se mueva con más regularidad.

  • Aceite de oliva

Otro de los remedios caseros que puede funcionar es consumir frecuentemente aceite de oliva virgen extra porque puede actuar como un lubricante. Así que lo ideal es utilizarlo como aliño en ensaladas, verduras o en las tostadas para ayudar a que e tránsito intestinal funcione mejor.

También puede tomarse una cucharada de aceite de oliva en ayunas antes de ingerir cualquier otro alimento porque así se ayuda a que las deposiciones se expulsen más fácilmente. Eso sí, hay que tener en cuenta que aunque tiene múltiples cualidades, el aceite de oliva es grasa y por ello lo más indicado es tomarlo con moderación: un poquito cada día.

  • Comer patata

Si se quiere cortar el estreñimiento de forma natural, otra de las opciones es poner a hervir en una olla patatas enteras con piel y cuando se hayan enfriado meterlas en la nevera y dejarlas durante 24 horas. En este proceso lo que se consigue es que el almidón de las patatas se haga más resistente a la digestión. Así cuando se ingieran, la microbiota lo agradecerá. Lo mejor es realizar este proceso durante 3 o 4 días a la semana para notar más movimiento en la zona intestinal.

  • Semillas de lino

Las semillas de lino también pueden ser unas buenas aliadas para combatir el estreñimiento, así que es una buena idea añadirlas a las comidas diarias.

Eso sí, hay que tener en cuenta que consumirlas enteras tal y como vienen no sirve de mucho: son tan pequeñas que el cuerpo las expulsa enteras y no saca ningún provecho de sus cualidades. Pero es tan sencillo como triturarlas y echar el polvo resultante en la ensalada, sopa o yogurt. También pueden dejarse en remojo durante toda la noche. A la mañana siguiente se toma una cuchara pequeña media hora antes del desayuno o se añade sobre la tostada y por la noche se toma otra cucharada 1 hora antes de cenar.

  • Infusión de arraclán

Esta planta actúa sobre el intestino y las vías biliares. Según la gravedad del estreñimiento, la dosis debe ser de 1 o 2 cucharadas por taza de agua. Para preparar este remedio casero para el estreñimiento, tan solo hay que hervir el agua con la planta a fuego lento durante 10 minutos. Para evitar gases, añade un pellizco de anís, lo ideal es tomar una taza al acostarse y repetir por la mañana si es necesario.

  • Infusión de poleo

Es una de las infusiones que se puede encontrar en cualquier cafetería o bar y que mejora las digestiones y deshincha el organismo. Además de que ayuda a eliminar los gases, que son una de las molestas consecuencias del estreñimiento.

  • Infusión de manzanilla

Entre los remedios caseros ‘de la abuela’ para el estreñimiento tampoco puede faltar la tradicional manzanilla. Esta delicada y aromática planta, favorece la eliminación de gases, reduce la hinchazón y el dolor abdominal y propicia el buen funcionamiento del intestino.

  • Agar- agar, laxante natural suave

El agar-agar es un tipo de alga oriental, que se puede encontrar tal cual o en polvo y que es un laxante muy muy suave para personas con intestinos delicados. Lubrifica las paredes y facilita el movimiento de los residuos, gracias a sus mucílagos. Para obtener todos los beneficios de este remedios casero contra el estreñimiento, lo mejor es poner una cucharadita de agar-agar en una taza de agua y cocer hasta que se disuelva. Hay que tomarla al acostarse y, si es necesario, también por la mañana.

  • Beber café, especialmente café con cafeína

Para algunas personas, el consumo de café puede aumentar las ganas de ir al baño. Esto se debe a que el café estimula los músculos del sistema digestivo. De hecho, un estudio de 1998 encontró que el café con cafeína puede estimular el intestino de la misma manera que puede hacerlo una comida. Este efecto fue 60% más fuerte que el agua potable y 23% más fuerte que el café descafeinado.

El café también puede contener pequeñas cantidades de fibras solubles que ayudan a prevenir el estreñimiento al mejorar el equilibrio de las bacterias intestinales. Dicho esto, las cualidades estimulantes de la cafeína en el intestino pueden ser más fuertes en las personas con síndrome de intestino irritable. También podría empeorar los síntomas digestivos.

Remedios de la abuela para dormir mejor
  • Comer ciruelas pasas

Las ciruelas pasas y el jugo de ciruela suelen ser pregonados como remedio de la naturaleza para el estreñimiento, y por una buena razón. Las ciruelas pasas pueden ser la solución natural disponible más accesible. Además de fibra, las ciruelas pasas contienen sorbitol. Este es un alcohol azucarado que tiene un efecto laxante.

Algunos estudios han demostrado que las ciruelas pasas pueden ser más eficaces que fibras como el psyllium. La dosis efectiva puede ser de alrededor de 50gr, o siete ciruelas pasas medianas, dos veces al día.

A continuación