Seis errores habituales con los test de antígenos

Muchos madrileños hacen cola este miércoles para recoger los test de antígenos gratuitos que reparte la CAM. Es clave saber cuándo usarlos.

M. R. Martín

La Comunidad de Madrid reparte desde este miércoles un test de antígenos gratuito en las farmacias. Muchos madrileños han hecho cola desde primera hora de la mañana para hacerse con uno, en parte por el desabastecimiento de los últimos días y en parte por la cercanía de las fiestas navideñas y el intento de hacer las cenas más seguras, aunque también son muchos los que en plena escalada de la incidencia quieren comprobar en casa si sus síntomas catarrales son covid 19 o si se han contagiado tras un contacto estrecho.

Los test de antígenos son muy útiles para detectar la infección en el momento en que se es más contagioso y por eso, desde el comienzo de la pandemia, muchos expertos han demandado una estrategia basada en los test para cortar cadenas de contagio. Sin embargo, aún hoy hay quien denosta su uso por la posibilidad de que quien dé negativo se confíe o por la existencia de falsos negativos, fundamentalmente personas que se hacen el test cuando la carga viral es aún demasiado baja para ser detectada.

Estos son algunos de los errores más comunes en su uso:

Mirar el resultado demasiado tarde: los farmacéuticos avisan de que es muy importante leer bien las instrucciones y seguirlas con cuidado, incluido el tiempo que hay que esperar para mirar el resultado (entre 15 y 20 minutos, dependiendo del fabricante). Mirarlo demasiado tarde puede falsearlo.

Hacerse el test en la calle: hacerse un test en exteriores en pleno invierno tampoco es buena idea. En las instrucciones de uso se avisa de que deben realizarse a unos 15 o 20 grados, dependiendo de la marca. Con demasiado frío hay riesgo de falsos negativos, advierten.

cartel-farmacia201221-recorte.jpegLo más preguntado en las farmacias: ¿cuándo es útil hacerse un test y cuándo no?

Hacérselo mucho antes del evento familiar: el test sólo refleja el estado de la persona en el instante en que se lo hace. Por ello, lo más recomendable es hacérsela justo antes del evento familiar o con amigos al que queremos asistir.

Hacerse sólo uno si hay síntomas: si tenemos síntomas compatibles con la covid 19, habría que repetir el test al día siguiente o a los dos días en caso de negativo. Que el test haya dado negativo en un primer momento puede significar que la carga viral aún es demasiado baja para ser detectada. Esperar unas horas o días puede suponer que el test siguiente sea positivo.

Hacérselo justo después de haber estado con un positivo: tras la noticia de que alguien cercano es positivo la reacción suele ser intentar confirmar lo antes posible si nos hemos contagiado o no. Sin embargo, si vamos a usar un test de antígenos de farmacia, es un error hacérselo demasiado pronto. La recomendación es esperar tres o cuatro días para evitar un falso negativo.

Olvidar qué implica ser negativo: el test de antígenos es muy útil para identificar positivos justo en el momento en que más contagiosos son, pero no sirven para descartar completamente el contagio. Por ello el mensaje que se repite con insistencia es que se usen como una herramienta más y que se sigan respetando las otras recomendaciones para evitar contagios, tales como distancia social, ventilación o mascarilla en espacios cerrados.

Ojo con la raya T: el cajetín del test donde se deposita la muestra se marcará con dos rayas (C, la de control) y T en caso de positivo. Los farmacéuticos avisan de que incluso una marca muy tenue implica un positivo.

¿Qué hacer en caso de test positivo?

Los test gratuitos de la CAM se pueden recoger desde este miércoles con la tarjeta sanitaria, incluidos bebés y niños, o con el DNI en el caso de los mutualistas.

En caso de positivo, según los últimos cambios en el protocolo de la Comunidad de Madrid, hay que notificarlo en el 900 102 112. Allí se le pedirá aislamiento durante diez días y se le considerará un positivo confirmado, sin necesidad de hacerse una PCR en el centro de salud.

En el caso de que el positivo mediante test de autodiagnóstico presente fiebre superior a 38 grados y/o dificultad respiratoria, sí se pide que acuda al centro de salud.

A continuación