¿En qué CCAA será obligatorio el pasaporte covid?

Los gobiernos autonómicos tantean la opción de controlar la entrada de los no vacunados a los locales de ocio como medida de protección y de presión.

Libertad Digital

El repunte de casos de coronavirus ha provocado que varias comunidades como Canarias, Aragón, la Comunidad Valenciana o Navarra pongan la mirada en el pasaporte covid, una medida que actualmente está vigente para el acceso al ocio nocturno en los establecimientos catalanes, gallegos y baleares.

Controlar el acceso de los no vacunados a los lugares donde hay más probabilidad de contagio es solo uno de los motivos por el que algunos gobiernos regionales se están planteando consultar a sus respectivos tribunales superiores de justicia. El segundo motivo principal es presionar al 10% de españoles que todavía están sin vacunar para que accedan a recibir sus respectivas dosis.

Vigente en Cataluña, Galicia y Baleares

En Cataluña el pasaporte covid ya está implantado para el ocio nocturno. La Generalidad está barajando la posibilidad de extenderlo a otros sectores económicos en el caso de que la situación epidemiológica empeore. También las discotecas y bares de copas de Baleares deberán exigir el certificado de vacunación, pruebas negativas o documentos que acrediten haber superado la enfermedad para permitir el acceso a su interior.

En el caso de Galicia, el Supremo avaló el pasaporte covid de la Xunta, una medida que previamente había tumbado el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad. Ahora ya es obligatorio presentar este certificado covid en el ocio nocturno, en los albergues de peregrinos y en el acceso a los hospitales públicos y privados para las visitas y acompañantes (mayores de 12 años) de los pacientes ingresados. Además, la Xunta pondera volver a pedirlo para acceder a la hostelería y los eventos masivos en interiores.

¿Qué comunidades se plantean pedir el pasaporte covid?

En Aragón, el gobierno pidió al TSJA hace unas semanas la implantación del pasaporte covid para acceder a determinados locales de ocio nocturno, pero los magistrados decidieron remitirse al Tribunal Constitucional antes de autorizarlo. El Gobierno regional también estableció que los empleados de las residencias que no estuvieran vacunados no pudieran acudir a trabajar, pero esa medida también "fue tumbada" por la justicia.

Por ese motivo, el presidente aragonés Javier Lambán ha pedido a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, adopte la decisión de implantar el pasaporte covid a nivel nacional para evitar que se repita el mismo galimatías jurídico de las restricciones autonómicas, aprobadas por unos tribunales pero rechazadas por otros.

La Comunidad Valenciana también impondrá esta medida, según ha anunciado el presidente valenciano Ximo Puig, aunque por el momento no se conocen demasiados detalles sobre los espacios en los que se exigirá.

El Gobierno de Navarra pretende proponérselo al TSJN esta semana. Si el tribunal lo aprueba, el pasaporte covid estará vigente entre el sábado 27 de noviembre y el jueves 6 de enero de 2022, ambos inclusive. Se aplicará en los restaurantes y recintos donde se ofrezca servicio de restauración con un aforo superior a los 50 comensales, discotecas y salas de fiesta, establecimientos con licencia de café-espectáculo y bares con licencia especial. En estos últimos, se pedirá a partir de las 0:00 horas.

En el País Vasco, el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad se reunirá este lunes para tomar una decisión sobre la solicitud de autorización que ha hecho el Gobierno de Urkullu. La intención es obligar a los usuarios de locales de ocio, a los comensales de restaurantes con espacio para más de 50 personas o a espectadores de eventos como los conciertos a presentar el certificado que acredita o bien la pauta completa de vacunación o bien una prueba diagnóstica negativa.

Se lo están pensando en Canarias, Cantabria y Castilla y León

El Gobierno cántabro se mantiene a la expectativa de lo que hagan otras comunidades autónomas con más incidencia acumulada de coronavirus y con una ocupación hospitalaria mayor, aunque de momento descarta el uso obligatorio del pasaporte covid para acceder a determinados espacios o al trabajo.

El Gobierno canario no descarta volver a exigir a los clientes de los hoteles certificados de vacunación o test de covid para contener su propagación. La medida no está decidida, pero sí sobre la mesa.

Y en Castilla y León también se están planteando la posibilidad de exigir el pasaporte covid en los lugares cerrados en los que hay que quitarse la mascarilla, como ocio nocturno, albergues y hostelería, y aplicado por territorios e indicadores, de forma temporal y proporcional, para que cuente con el aval de la justicia. La intención es que afloren los no vacunados, principalmente en el grupo de entre los 30 y 49 años en el que se calcula que un 25% no ha recibido ninguna dosis.

Comunidades que han descartado el pasaporte covid

En Andalucía se sienten tranquilos con una incidencia de 44 casos y el 91,2% de los andaluces vacunados. Por ese motivo, el gobierno de la Junta no contempla la adopción del pasaporte covid o restricciones duras "a corto plazo", ya que la tendencia "ascendente" de los contagios no va aparejada de un aumento de la presión asistencial.

El Principado de Asturias no se plantea por el momento la implantación del pasaporte covid para el acceso a determinadas actividades y la decisión dependerá de lo que recomienden en cada momento los técnicos. La postura de Castilla-La Mancha es muy similar y ha descartado el pasaporte covid al menos con los datos actuales de incidencia.

En Madrid se defiende que debería ser una medida de ámbito nacional, aunque se han planteado dudas sobre su carácter discriminatorio. También en Extremadura descartan esta medida porque el índice de vacunados en la región es del 93% y porque, según el consejero de salud, la mascarilla es un método más eficaz a la hora de reducir los contagios.

A continuación