Guía para vacunados: cuándo se consigue la inmunidad y cuánto dura

La máxima efectividad sólo se obtiene pasados unos días, o incluso semanas, desde la segunda dosis. Algunas compañías barajan un tercer pinchazo.

Sandra León

El lunes comienza oficialmente el verano y todas las comunidades autónomas pisan el acelerador con el objetivo de que la mayor parte de la población pueda disfrutar de la temporada estival con la tranquilidad de haber sido vacunado frente al coronavirus. Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, casi 14 millones de españoles han recibido ya la pauta completa, mientras que otros 9 millones aproximadamente ya habrían sido inoculados con la primera dosis y se encontrarían a la espera de la segunda.

De acuerdo con lo establecido en la Estrategia Nacional de Vacunación, cada grupo de población está recibiendo la vacuna que mejor se adapta a sus circunstancias, teniendo en cuenta los beneficios y riesgos que plantean todas y cada una de las que han sido aprobadas hasta el momento en nuestro país: Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen.

Hasta ahora, el dato que más parecía importar a los ciudadanos era el grado de efectividad que garantiza cada antídoto y los posibles efectos adversos. Sin embargo, con la llegada de las vacaciones, son muchos los que se preguntan cuántos días han de transcurrir para empezar a desarrollar anticuerpos o cuánto dura su inmunidad, en el caso de haber sido vacunados hace meses.

Pifzer/BioNTech

La vacuna desarrollada por Pfizer fue la primera en recibir luz verde por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y también la primera en llegar a nuestro país. Con una eficacia del 95%, el antídoto desarrollado en colaboración con la alemana BionTech consta de dos dosis separadas por un intervalo de 21 días.

De acuerdo con los resultados de los ensayos clínicos, las personas que hayan recibido la pauta completa estarán inmunizadas siete días después de la inoculación de la segunda dosis, es decir, 28 días después de la primera.

En cuanto a su duración, Ugur Sahin, cofundador de BioNTech, ha reconocido que los datos indican que "a los seis meses la protección ya no es del 95% sino del 91%" y que, a partir del octavo mes, "los anticuerpos que producen la protección merman claramente". Precisamente por eso, la compañía ha augurado que será necesaria una tercera dosis.

Moderna

La segunda vacuna contra la covid-19 que recibió la autorización para su comercialización de emergencia en la Unión Europea fue la de Moderna. Al igual que la de Pfizer, se basa en la tecnología de ARN mensajero y también se administra en dos dosis, aunque en este caso, entre una y otra deberán pasar 28 días.

Su eficacia se estima en el 94,1% y, según los ensayos clínicos, la máxima protección no se lograría hasta dos semanas después de completar la pauta. Es decir, 42 días después del primer pinchazo. De acuerdo con un estudio publicado el pasado mes de abril en New England Journal of Medicine, la inmunidad permanecería en niveles altos hasta seis meses después, aunque en las personas mayores de 56 años la presencia de anticuerpos se reduciría algo más que en el resto de la población.

Con todo, el vicepresidente de Moderna en Europa, Dan Staner, también ha reconocido que es muy probable que sea necesario administrar una tercera dosis de la vacuna, ya que a los nueve meses la protección disminuye considerablemente y muy especialmente ante la variante Beta, más conocida como sudafricana.

AstraZeneca

La vacuna de AstraZeneca, la que más polémica ha suscitado tanto en España como en otros países, fue la tercera en recibir el visto bueno de la EMA. A diferencia de las anteriores, utiliza un vector viral de chimpancé no replicante, y puede alcanzar una eficacia del 82% si la segunda dosis se distancia 12 semanas de la primera.

Este intervalo la convierte ya de por sí en la vacuna que más tarda en hacer efecto. Según los ensayos clínicos, la máxima protección no se alcanza hasta 28 días después de recibir la segunda dosis, por lo que las personas que hayan recibido este antídoto no estarán inmunizados hasta pasados 112 días de la primera inyección.

A finales de abril, la propia Agencia Europea del Medicamento emitió un informe sobre la seguridad y eficacia de AstraZeneca, con motivo de la alarma generada por los casos de trombosis asociados a la inoculación de esta vacuna. En dicho informe, se constaba que la máxima eficacia se prolongaba durante un periodo de cuatro meses.

Este plazo ha sido considerado como una duración mínima de la inmunidad, pero la realidad es que no hay estudios posteriores que hayan confirmado o desmentido esta estimación. Además, la compañía no ha informado sobre si, al igual que los antídotos de Pfizer y Moderna, AstraZeneca también requerirá una tercera dosis.

Janssen

La última vacuna en recibir su autorización de emergencia en la Unión Europea ha sido la de Janssen. A las puertas del verano, es probablemente la vacuna más codiciada, ya que es la única que requiere una sola dosis. La inmunización se consigue a los 14 días de recibirla, por lo que estaríamos ante el antídoto que más rápido otorga la máxima protección.

Sin embargo, su eficacia es la más baja de todas las vacunas que se administran en estos momentos en nuestro país: un 67%. Aun así, es importante señalar que, tal y como defienden los expertos, todos los fármacos aprobados hasta el momento, con independencia de la eficacia reconocida en su ficha técnica, previenen de las formas más graves del coronavirus y evitan la muerte.

A continuación