Así viven los vacunados en los países que más dosis están poniendo

Los países que más vacunas están poniendo ya están notando cambios en su vida diaria.

M. R. Martín

Mientras España, como el resto de países de la UE, está viviendo un lento proceso de vacunación a la espera de mayores remesas en primavera, otros países, como Reino Unido, Israel o Estados Unidos están vacunando a buen ritmo. La inmunización creciente de los ciudadanos está haciendo que el debate sea ahora cómo pasar de las restricciones a una flexibilización de las medidas y si ésta debe ser para todos o sólo para los vacunados. Sobre la mesa, los carnets o pasaportes de vacunación, como el que estudia implantar la UE en verano para reactivar el turismo cuando la gran mayoría haya tenido acceso a la vacuna.

Las recomendaciones de EEUU

En Estados Unidos, por el momento, se ha optado por hacer recomendaciones concretas al grupo de vacunados, que suman ya más de 107 millones de personas, un 32,4% de la población, de los cuales 62,4 millones han recibido ya la pauta completa. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades han establecido una serie de pautas para que los vacunados recuperen algo de normalidad en su vida diaria, con ciertas "ventajas" respecto a quienes no lo están. Esto es lo que hoy por hoy puede hacer un ciudadano vacunado en Estados Unidos frente a uno que no lo está:

  • Reunirse en interiores con otros vacunados sin llevar la mascarilla.
  • Reunirse en interiores con gente sin vacunar y sin mascarilla, siempre que no se trate de gente de riesgo (como mayores de 65 años) y que no pertenezcan a más de dos unidades familiares distintas.
  • Viajar por el interior de Estados Unidos sin necesidad de someterse a test o cuarentenas en destino o al regresar.
  • Regresar de un viaje internacional y no someterse a cuarentena (aunque se seguirá exigiendo una PCR negativa a la llegada)
  • Librarse del aislamiento en caso de contacto estrecho con persona con covid, siempre que no se sufran síntomas.

Dado que la vacuna no protege de la infección al 100% y por tanto es posible que un vacunado pueda propagar la enfermedad, los CDC estadounidenses recuerdan que los vacunados deberán mantener las medidas de prevención como mascarilla y distancia social en reuniones con personas de varios hogares distintos y en lugares públicos. También sigue vigente para ellos el consejo de evitar lugares concurridos y mal ventilados y enfatizan que es esencial extremar la precaución en caso de contacto con personas de riesgo. En caso de viajar, sigue siendo obligatorio para ellos llevar una PCR negativa y repetir el test a los tres días de la llegada.

vacunacion-miami080421.jpg
Vacunación masiva en Miami | EFE

El 'Green Pass' de Israel

Mientras, en Israel, el país con la vacunación más avanzada del mundo y donde se empezó a medir la eficacia de las vacunas en el mundo real, más de la mitad de la población ha recibido ya las dos dosis. El país emprendió el proceso de vacunación sin que se relajaran las restricciones. Sólo ahora se están comenzando a flexibilizar las medidas, algo que están notando especialmente los vacunados. El país ha optado por implantar un documento, el Green Pass, que otorga privilegios a quienes han recibido las dos dosis o bien tengan inmunidad por haber pasado la enfermedad. Los que tengan este documento, que se puede obtener a la semana de la segunda dosis, es decir, en el momento en que se considera que se ha adquirido la inmunidad plena, pueden acceder a piscinas públicas, gimnasios, restaurantes y cafeterías, hoteles, estadios, teatros, cines y exposiciones, entre otros.

Las crónicas desde Israel hablan ya de imágenes de relativa normalidad que recuerdan a la vida de antes de la pandemia: terrazas y locales repletos sin apenas mascarillas y conciertos, aunque sea con aforo aún muy restringido. Mientras, las familias pudieron volver a reunirse por Pascua.

Cabe destacar que el Ministerio de Sanidad israelí otorga al Green Pass una validez de seis meses desde la segunda dosis: el motivo, que aún es incierto cuánto durará la inmunidad creada por las vacunas.

Reino Unido prepara su "certificado covid"

En Reino Unido se está debatiendo la implantación de un documento similar que permitiría reactivar la economía. El país está vacunando rápidamente mientras mantiene unas fuertes restricciones y el Gobierno no plantea implantar el certificado antes de junio, fecha en que espera que se puedan levantar la mayoría de las medidas.

carta-vacunacion-reino-unido080421.jpg

El "certificado covid", con formato físico y digital, incluiría información sobre si la persona está vacunada o si ha pasado la enfermedad en los últimos seis meses, así como resultados de PCR. La prensa local apunta que podría permitir el acceso a actividades consideradas de alto riesgo de contagio, como conciertos, eventos deportivos o discotecas. También está sobre la mesa que se pueda exigir a la entrada de restaurantes y pubs, siguiendo el modelo israelí, aunque la idea está suscitando fuertes críticas.

Chile: vacunas y segunda ola

La otra cara de la moneda se vive en otros países, como Chile, con un alto ritmo de vacunación pero que viven al mismo tiempo una nueva ola del virus. El país es el tercero con más vacunados del mundo tras Israel y Emiratos Árabes, con 6,5 millones de personas, el 40%, vacunadas con al menos una dosis. Sin embargo, se ha visto obligado a decretar nuevas restricciones ante el aumento de casos y la ocupación de las UCI, que se atribuye a una relajación de las medidas por las vacunas y que se espera revertir según el proceso avance.

El caso de Gibraltar

Una relativa normalidad para todos no llegará hasta que se alcance la inmunidad de grupo, que los expertos sitúan entre el 70% y 80%. Gibraltar, con Reino Unido convertido en uno de los países con la vacunación más avanzada, ya prácticamente la habría conseguido. Tras vacunar a un 80% de la población, desde este domingo se permite pasear sin mascarilla en las calles más concurridas, las únicas donde hasta ahora era obligatoria, informa Efe. Sigue siendo obligatoria en espacios públicos cerrados, comercios y transporte público. También se ha eliminado el toque de queda.

A continuación