Descubren 29 millones de vacunas de AstraZeneca en Italia y la UE cree que eran para Reino Unido

Las dosis, que la UE sospecha que eran para vender a Reino Unido, se han bloqueado. El laboratorio lo niega.

LD/Agencias

Un total de 29 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca se encuentran bloqueadas en la planta de la farmacéutica Catalent en Anagni, cerca de Roma, según ha descubierto una investigación de la Unión Europea, informa el diario italiano La Stampa.

El diario italiano precisa que se trata de una cantidad por la que estarían compitiendo Bruselas y Londres ya que para la UE se trata de "un suministro equivalente al doble de las dosis recibidas hasta ahora de la empresa anglosueca (16,6 millones). Mientras, para los británicos, esta cantidad de vacunas "es imprescindible para garantizar la segunda dosis a casi quince millones de ciudadanos".

El bloqueo de esta impresionante cifra de vacunas se descubrió gracias a la visita del comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, a la planta de Leiden, en Países Bajos, gestionada por Halix. Esta es una de las dos plantas que utiliza la empresa farmacéutica para producir el medicamento en la UE (la otra está en Seneffe, Bélgica).

El problema es que la planta de Halix no ha obtenido aún la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), por lo que sin su visto bueno, las dosis no se pueden ser entregadas a los países de la UE. Esto, sin embargo, no es aplicable al Reino Unido que, de hecho, en los últimos meses del año pasado habría importado las vacunas producidas en la fábrica holandesa.

Pero ante la falta de una respuesta concreta a las preguntas de Breton sobre qué se hacía con las dosis que se producían en esta fábrica, se iniciaron las investigaciones que llevaron a la planta italiana.

"Fue en ese momento que el comisario francés comenzó a sospechar e inmediatamente informó de la situación a las autoridades italianas, que realizaron inspecciones en la planta de Catalent en Anagni, utilizada por AstraZeneca para el llenado y acabado de cada frasco", explica el rotativo de Turín.

El primer informe enviado a Bruselas dice que en los frigoríficos de los almacenes de esta localidad de la región del Lacio hay 29 millones de dosis de la vacuna y fuentes de la UE explicaron al diario que probablemente no todas fueron producidas por Halix, pero están preparadas para ser inyectadas y la farmacéutica pretendía enviarlas al Reino Unido y no a los países de la Unión Europea.

La versión de la farmacéutica

Tras conocerse la noticia, AstraZeneca ha afirmado que los 29 millones de dosis habían sido producidas fuera de la Unión Europea y que preveía repartir casi diez millones de ellas a los países de la UE antes de que acabara este mes. El laboratorio ha tachado de "incorrectas" las insinuaciones sobre que su destino era Reino Unido.

Un portavoz de la compañía ha afirmado a Europa Press que "no hay exportaciones planeadas actualmente" más allá de las previstas para los países cubiertos por la iniciativa COVAX, el proyecto de la Organización Mundial de la Salud para países de renta media y baja.

"La vacuna fue producida fuera de la UE y transportada a la planta de Anagni para ser introducida en los viales", ha añadido la farmacéutica, que explica que 16 millones de esas dosis van a ser repartidas entre los Estados miembros del bloque una vez que lo permita un "control de calidad". De esa cantidad, la empresa esperaba poder entregar a los países de la UE diez millones de dosis durante la última semana de marzo. Los 13 millones de dosis restantes tienen como destino países del proyecto COVAX.

Reino Unido niega que fueran a recibir las vacunas

"Es incorrecto describir esto como un almacenaje. El proceso de fabricación de vacunas es muy complejo y requiere tiempo. En particular, las dosis deben esperar a la luz verde de los controles de calidad una vez se ha completado el llenado de los viales", ha dicho AstraZeneca.

Por su parte, fuentes británicas consultadas por Europa Press han negado que fueran las destinatarias de las vacunas, asegurando que Reino Unido no espera ningún envío de Catalent desde Italia. Asimismo, han matizado que Londres no tiene previsto abordar con Bruselas estos suministros.

Más controles a las exportaciones de vacunas

La semana pasada, la presidenta de la Comisión Europea había amenazado con paralizar las exportaciones de vacunas a Reino Unido. Aseguró que empresas europeas habían exportado "diez millones de vacunas al Reino Unido" mientras la UE "sigue esperando" recibir vacunas procedentes de las plantas británicas.

Este mismo miércoles la Comisión Europea ha actuado en este sentido introduciendo cambios para endurecer el mecanismo de control de exportaciones de vacunas. El objetivo, dicen, es impedir la salida de partidas si se considera que está en riesgo la "seguridad de abastecimiento" de los Veintisiete.

Bruselas asegura que se trata de un instrumento que refuerza la transparencia en las cadenas de producción y suministro de vacunas contra el coronavirus y "no una prohibición de exportación", porque su activación se estudiará "caso por caso" y tendrá en cuenta si el país de destino respeta principios de "reciprocidad y proporcionalidad" en su gestión de las vacunas.

De este modo, los expertos nacionales y comunitarios analizarán antes de autorizar una exportación si el país de destino está poniendo trabas a la salida de vacunas o de alguno de sus componentes, ya sea con "medidas legales u otros medios". Aunque no se citan ejemplos concretos está en el punto de mira Reino Unido y la situación de AstraZeneca, ejemplo de falta de esa "proporcionalidad", según la denuncia de la UE.

Según informa Efe, se estudiará si el país comprador está en una situación epidemiológica mejor o peor que la UE, cuál es su tasa de vacunación o el acceso que tiene a otras vacunas. En función de estos criterios ampliados, los expertos decidirán si está en riesgo la seguridad de abastecimiento de vacunas o de sus componentes a la Unión Europea y decidirán sobre el permiso de exportación en un plazo de días.

A continuación