Los ingresos por covid dejan de crecer en Madrid, que podría estar "cerca del pico", según Antonio Zapatero

Antonio Zapatero ha explicado en esRadio que los datos siguen siendo malos en Madrid, pero con las primeras señales de una posible mejoría.

C.Jordá

Antonio Zapatero ha anunciado en una entrevista en el programa de esRadio En casa de Herrero que el ritmo de ingresos por covid en los hospitales madrileños ha dejado de crecer, al menos en los dos últimos días. "Hoy y ayer domingo no ha habido más ingresos que el lunes y el domingo pasado" ha dicho el viceconsejero de la Comunidad de Madrid, que aún así ha advertido que hay que esperar a que la tendencia se confirme y que, en cualquier caso, no pueden lanzarse las campanas al vuelo.

La realidad es que, según la CAM, el sábado y el domingo pasados —con los datos publicados el domingo y el lunes, respectivamente— ingresaron en los hospitales de la región 823 pacientes de covid, mientras que en lo publicado este domingo y este lunes el total ha sido de 836. Como pueden ver, en realidad sí hay un incremento pero este es de apenas el 1,5%, lo que podría apuntar a un primer frenazo de la expansión de la epidemia.

Para que tengan una idea del cambio que esto supone, hace dos semanas este dato había sido de 318 ingresos, es decir, que se ha pasado de un crecimiento muy por encima del 250% a ese 1,5% que comentábamos antes.

Datos menos malos de contagios

Los datos de contagios también están empezando a dar unas primeras y aún tímidas señales positivas, a pesar de que siguen siendo malos: este lunes el número de contagios notificados ha sido de 1.249, se nuevo un incremento respecto a la cifra del lunes pasado, pero de nuevo menor: hace siete días fueron 1.215, por lo que los de hoy suponen tan sólo un 2,7% más.

El lunes 18 el crecimiento de contagios había estado por encima del 200%, pero para tener una visión un poco más amplia diremos que la pasada semana el número de contagios fue de 35.853, mientras que la anterior había sido de 28.864, es decir, un crecimiento de casi un 20%.

Esta tendencia menos negativa podía empezar a observarse desde el sábado o incluso desde el viernes, pero todavía debería confirmarse los próximos días para que podamos estar seguros de ella.

"Madrid no está saturado"

Mientras tanto, el número de ingresados en los hospitales sigue creciendo con fuerza, si bien Antonio Zapatero ha señalado en esRadio que "Madrid tiene presión hospitalaria, pero no está saturado". En este sentido ha recordado también que el Hospital Isabel Zendal "está echando una mano notable a la Sanidad de Madrid".

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que, aunque son una fracción de las que se vieron en marzo y abril, las cifras de hospitalizados sí han llegado mucho más lejos que en la segunda ola: en este momento hay 4.331 enfermos en planta y 663 en UCI, para un total que roza los 5.000 mientras que en la segunda ola el máximo estuvo cerca de 3.800. Conviene recordar que en los peores días de la primera se superaron los 15.000 enfermos ingresados.

Con estas cifras y a pesar de el pequeño rayo de esperanza que él mismo señalaba, Zapatero ha recordado que "la situación es difícil" y ha insistido en que "la variable que explica el nivel de infectibilidad y transmisibilidad es la irrupción de la cepa británica".

El confinamiento absoluto no es lo mejor

En este sentido el viceconsejero ha asegurado que "si hay que llevar las medidas más lejos las llevaremos", pero ha advertido de que ya "hay trabajos científicos que señalan que el confinamiento absoluto no es la mejor de las medidas" y que, por el contrario, "una combinación de otras medidas menos restrictivas" puede finalmente "ser más efectiva".

Problemas con la escasez de vacunas

Antonio Zapatero ha deseado toda la suerte a Salvador Illa, pero también ha criticado su decisión de dejar el Ministerio de Sanidad para ser candidato a la Generalidad: "No es momento de abandonar el barco", ha dicho, asegurando que él no se iría en mitad de la pandemia y con las actuales tasas de incidencia del coronavirus.

También ha criticado los problemas por los que está pasando el proceso de vacunación, de los que ha dicho que "el principal" es "el suministro de vacunas", que están llegando en cantidades mucho menores de las esperadas.

Así, ha explicado que en Madrid "teníamos asignadas 90 bandejas" pero ya la semana pasada "llegaron sólo 50 y esta han sido sólo 48", por lo que ha lamentado que "a este ritmo" se tardaría años en vacunar a los madrileños.

Hay que recordar que cada bandeja tiene 125 viales de los que se pueden extraer al menos cinco dosis de la vacuna, es decir, que la Comunidad de Madrid ha pasado de disponer de unas 90.000 vacunas a la semana, que ya son pocas para los 6,6 millones de habitantes, a tener algo menos de 47.000.

A continuación