La vacuna de Pfizer se podría rediseñar "en seis semanas" si la mutación le afectara

El cofundador de BioNTech afirma que es "muy probable" que su vacuna también actúe contra la variante de Reino Unido.

Libertad Digital

El cofundador de la empresa alemana BioNTech, que ha desarrollado junto a Pfizer la primera vacuna aprobada contra el coronavirus, ha lanzado un mensaje tranquilizador tras la irrupción de una variante con varias mutaciones que afectan a la proteína Spike, diana de esta y otras vacunas en desarrollo y considerada la "llave" que utiliza el virus para infectar las células humanas.

En rueda de prensa, Ugur Sahin ha afirmado que "como científico nunca se es optimista, sino que se piensa en probabilidades, y la probabilidad de que nuestra vacuna sea efectiva también contra esta nueva mutación es muy elevada".

En cualquier caso, ha afirmado que en los últimos meses de desarrollo de la vacuna, que utiliza la técnica de ARN mensajero, cada vez que aparecía una mutación "realmente importante", observaron cómo reaccionaba su vacuna y pudieron determinar que efectivamente era capaz de combatir "toda una serie de diversas variantes del virus". Sahin ha señalado que hay muchas mutaciones —el virus ha mutado miles de veces desde su aparición— pero también muchas proteínas en el virus que no varían. En el caso de Reino Unido, la variante presenta nueve mutaciones en la proteína S.

"En estos momentos no sabemos exactamente si nuestra vacuna realmente es capaz de proteger también contra estas nuevas variantes", ha admitido, aunque ha señalado que desde un punto de vista científico, es "muy probable" y que en unas dos semanas tendrán datos al respecto.

Rediseñar la vacuna "en seis semanas"

En cualquier caso, Sahin ha señalado que "lo bonito de la tecnología mRNA" en la que se basa su vacuna es que realmente permite "rediseñar" una vacuna con gran rapidez, lo que significa que "técnicamente se podría desarrollar una nueva vacuna en unas seis semanas". Aunque ese proceso, ha destacado, incluiría también la autorización por parte de las autoridades competentes.

En su conferencia, Sahin ha advertido de que "el virus seguirá con nosotros por los próximos diez años" y que debemos asumir que "habrá infecciones y pequeños brotes una y otra vez".

A continuación