Madrid llama a los recuperados de coronavirus a donar plasma hiperinmune

Los donantes deben haber estado sin síntomas al menos 7 días. El plasma podría curar o mitigar los síntomas de coronavirus.

LD/Agencias

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid está desarrollando, junto con los hospitales madrileños, un procedimiento de extracción de plasma hiperinmune de pacientes convalecientes curados de Covid-19, según ha informado en un comunicado.

Asimismo, pide colaboración para facilitarles la recogida de pacientes curados que sean potenciales donantes. Los requisitos son tener entre 18 y 60 años, pesar más de 50 kilogramos, tener buen estado de salud y haber estado 7 días o más asintomáticos. No tener ni antecedentes transfusionales ni gestaciones previstas. Es recomendable tener anticuerpos anticovid +.

Para participar se tiene que enviar un listado con el nombre, apellidos, teléfono y consentimiento verbal para la llamada a centro.transfusión@salud.madrid.org. El personal facultativo del centro procederá a llamar a los pacientes potenciales donantes para hacer un precribado telefónico antes de la cita para la donación en sus instalaciones en Valdebernardo.

El proyecto puesto en marcha desde hace unos días pretende curar o mitigar la gravedad de los pacientes con coronavirus a través de las donaciones de plasma de pacientes curados y que desarrollan anticuerpos que podrían neutralizar total o parcialmente el virus.

Los resultados de este proyecto podrían verse a medio plazo, es decir, en uno o dos meses, señalan desde el Centro de Transfusión madrileño.

Esta terapia, que se basa en experiencias previas y en estudios que se han desarrollado en otros países, ya ha sido aprobada por la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), y ya se ha llevado a cabo para hacer frente a otras infecciones como la gripe española de 1918, el SARS o el MERS.

En 2014, cuando la auxiliar de enfermería Teresa Romero se contagió de ébola tras atender al religioso Manuel García Viejo, se la trató con plasma de otra religiosa, Paciencia Melgar, que superó la enfermedad en Liberia.

A continuación