Ultrasonidos portátiles a bajo precio

Un escáner del tamaño de un móvil permitirá ver el interior de nuestro cuerpo

Butterfly Network ha logrado 100 millones de dólares en financiación para desarrollar y comercializar su dispositivo.

Libertad Digital

En año y medio podría empezar a comercializarse un pequeño dispositivo, del tamaño de un móvil, capaz de mostrarnos una imagen clara del interior de nuestro cuerpo en 3D y con movimiento. Este aparato, que según su principal responsable Jonathan Rothberg será casi "tan barato como un estetoscopio" y hará a los médicos "100 veces más eficaces", emplea la misma tecnología que las llamadas ecografías 3D: los ultrasonidos.

La diferencia con los aparatos convencionales será el tamaño, el precio y la comodidad. El dispositivo de Butterfly será del tamaño de un móvil y lo podremos conectar de hecho a nuestro smartphone para ver las imágenes, además de costar unos pocos cientos de dólares. La patente describe el invento como un escáner ecográfico de ultrasonidos compacto y versátil capaz de crear imágenes 3D en tiempo real. Si se coloca delante del pecho de alguien sería como si abriéramos una ventana a través de la cual se ve el interior del cuerpo, afirma el documento.

Rothberg ya ha creado y vendido, por un total de 500 millones de dólares, dos empresas que unían tecnología y biología: Ion Torrent Systems y 454, ambas dedicadas a la secuenciación de ADN. Su nuevo producto emplea una nueva tecnología que permite incluir el emisor de ultrasonidos dentro de un chip, tecnología que recibe el nombre, muy fácil de recordar, de transductores ultrasónicos capacitivos micromecanizados, o CMUT, por sus siglas en inglés. Este avance permitirá reducir enormemente los costes de producción y el tamaño de los escáneres de ultrasonidos. Es una idea que lleva rondando desde 1994 entre la comunidad científica y las empresas, pero que hasta ahora nadie ha conseguido implementar.

Rothberg asegura haberlo conseguido, aunque aún queda año y medio para que empiecen a comercializar el invento. Será entonces cuando se anuncien los detalles, pero lo que sí ha avanzado al MIT Technology Review es que será pequeño, costará unos pocos cientos de dólares, se conectará a un móvil y permitirá hacer cosas como diagnosticar un cáncer de mama o ver a un niño dentro del vientre de su madre.

De hecho, además del emisor de ultrasonidos construido con semiconductores, su producto contará con un software capaz de reconocer distintas partes del cuerpo para indicárselas a los usuarios y realizar incluso algunos diagnósticos. Aunque posiblemente la comunidad médica sea la primera compradora, al precio que se anuncia es probable que muchos particulares quieran tener uno, sobre todo futuros padres.

A continuación