La mitad de las grandes empresas europeas sufrieron brechas de ciberseguridad en 2019

Poco más de la mitad de los datos almacenados en la nube están encriptados. Thales advierte de que se está creando la "tormenta perfecta".

J. Arias Borque

Las empresas europeas se sienten cada vez más seguridad en el entorno digital. La sensación de vulnerabilidad ha descendido de forma notable en el último año y, todo ello, pese a que la mitad de las grandes empresas europeas sufrió brechas de ciberseguridad durante 2019. Así se desprende de los datos del último Informe de Thales sobre Amenazas a Datos 2020, realizado tras entrevistar a 509 ejecutivos del continente.

Los datos recogidos ponen de manifiesto que solo el 68 por ciento de las empresas se sienten vulnerables ante posibles ataque informáticos, lo que supone una importante reducción frente a las cifras del año anterior, cuando el porcentaje llegaba al 86 por ciento. Una falsa sensación de seguridad que se produce pese a que el 52 por ciento de las mismas ha tenido brechas de ciberseguridad en el último año o no ha pasado una auditoría de seguridad durante 2019.

En esta línea, casi el 20 por ciento de las empresas tienen previsto reducir su presupuesto destinado a ciberseguridad durante 2020, una decisión que coincide ahora mismo con una fuerte crisis sanitaria que ha provocado que gran parte de los trabajadores europeos se hayan visto abocados al teletrabajo, utilizando equipos informáticos que en muchos casos no cuentas con la seguridad requerida y podrían poner en riesgo datos sensibles para la empresa.

El informe también deja de manifiesto que las empresas europeas están acelerando su transformación digital, realizando cambios radicales en los mercados en los que participan o integrando capacidades digitales para posibilitar una mayor agilidad empresarial, pero en muchos casos están almacenando datos en la nube sin las debidas medidas de seguridad, poniendo en riesgo sus propios datos.

El 46 por cientos de los datos almacenados por las empresas europeas se encuentra en la nube y, de esos datos, un 43 por ciento son considerados como sensibles para la organización. Sin embargo, solo un 54 por ciento de esos datos sensibles están protegido mediante cifrado y un porcentaje aún menor (44 por ciento) mediante tokenización, lo que resalta la diferencia entre el nivel de inversión en ciberseguridad que realizan las empresas y el número creciente de amenazas a las que se enfrentan.

"Las empresas siguen acelerando su transformación digital y muchas dependen cada vez más de entornos complejos en la nube, sin adoptar un enfoque de cero confianza. El riesgo para los datos es mayor que nunca, y las organizaciones están creando involuntariamente la tormenta perfecta para los hackers al no implementar los mecanismos básicos de seguridad", explica Rob Elliss, vicepresidente EMEA de Soluciones de Seguridad de datos en Thales.

A continuación