Emprende aplicando las claves de éxito de la gestoría online Ayuda-T Pymes

Emprender en España puede ser un deporte de riesgo o directamente una misión imposible si no se aplican algunas claves exitosas. 

Marcos León

Emprender nunca ha sido una labor sencilla. Si acotamos el tema a emprender en España, la cosa empieza a coger un regustillo a deporte de riesgo o misión imposible directamente.

A pesar de todo esto, la idea de llevar a término un proyecto de negocio sabiendo que ello encierra un sinfín de obstáculos, surge de la confluencia vocacional con la necesidad de desarrollar y poner en práctica ciertos conocimientos, aptitudes y capacidades.

Según recientes estadísticas de SpainStartup, el emprendedor medio es un hombre de 34 años con formación universitaria en el 97% de los casos. El mismo estudio revela que el motivo principal por el que lanzarse a la creación de una empresa en un 99% es la vocación.

Cumplir un sueño

Emprender implica enfrentarse a un montón de situaciones difíciles y,a menudo, estas supondrán que tendremos que elegir y renunciar a ciertos ámbitos de nuestra vida. Por ende, no se trata de una alternativa por la que debamos optar a la ligera. Es muy recomendable que, para asegurar que nuestro proyecto tenga continuidad y no acabemos renunciando por falta de incentivos, la naturaleza del mismo debe ser algo que te apasione. Será la esencia de tu negocio el que impulse y anime a seguir combatiendo obstáculos con tal de verlo evolucionar y crecer.

Pero no es sólo este factor el que determinará que alcances el éxito empresarial con tu proyecto. Ni de broma.

La gestoría online Ayuda-T Pymes es una de estas historias sobre emprendimiento. Aunque hoy cuenta con más 4.000 clientes en toda España y un equipo de profesionales que supera las 100 personas,hace unos 7 años la asesoría de empresas líder en España no era más que un proyecto de negocio recién inaugurado, puesto en marcha por dos personas que intentaban dar vida a su idea en un pequeño piso del Puerto de Santa Mª.

Conocemos la dificultades de hacer viable una negocio, es por eso que queremos traerte algunas claves que, desde nuestro punto de vista y experiencia, pensamos que no debes pasar por alto a la hora de hacer de tu empresa más que un sueño, una idea factible y, al final, rentable.

Factores que determinan el éxito a la hora de emprender

  • Olvida (casi) todo lo que has aprendido

Hay elementos teóricos fundamentales y cuya puesta en práctica implicará, sin duda, un buen empuje a tu negocio. Sin embargo, no olvides que en ocasiones (más de la que imaginas) lo que funciona en el mundo real dista bastante de lo que nos enseñan en los libros, a menudo desactualizados y anclados a conceptos poco eficientes en relación a las tendencias vigentes en el mercado.

Ten claro que del mismo modo en el que cada quien es un mundo, si tu idea o proyecto de negocio es de calidad, también gozará de personalidad propia. La esencia del mismo, los recursos a los que tengas acceso, los públicos a los que te dirijas y el entorno en el que desarrolles tu actividad dictaminarán en gran medida lo que funciona o no en tu empresa, más allá de lo que te hayan enseñado.

Y no tengas miedo en cometer errores, porque es totalmente necesario. Tu empresa será como un hijo, puedes intentar orientarlo y dotarlo de ciertas aptitudes y las mejores herramientas, pero tendrás que conocerlo a través de ensayo y error para entenderlo y optimizar su desarrollo.

La práctica hace al maestro

  • Implementa una base tecnológica en tu negocio

No me refiero a que sólo tengan futuro los planes de negocio orientados hacia productos o servicios que impliquen necesariamente una base tecnológica. Sí me refiero a que las empresas que están teniendo éxito son aquellas que optimizan sus procesos a nivel de eficiencia y adaptan su oferta y la experiencia de usuario a las tendencias que surgen día a día entre los nuevos perfiles de consumidores, como puede ser la normalización del uso de las nuevas tecnologías y redes sociales y su intervención en prácticamente todos los ámbitos de nuestras rutinas.

Recuerda que no son sólo nuevas generaciones las que van marcando este camino, sino que se produce una reconfiguración del estilo de vida de roles ya establecidos que van adoptando este tipo de conducta.

El sector de la asesoría, por ejemplo, ha estado sujeto durante años a un modelo de negocio saturado por pequeñas empresas con un volumen de clientes muy reducido y con una metodología de trabajo que lejos de actualizarse, no se ajustaba al nuevo ritmo de vida de sus clientes.

La asesoría online Ayuda-T Pymes supo captar la oportunidad reconduciendo sus esfuerzos a la optimización de procesos. ¿Cómo? Empleo de software y tecnología en sus procesos para optimizar el resultado de los mismos y la calidad de su oferta. Ello ha contribuido a un incremento ingente en la capacidad de atención al cliente, tanto en cantidad como en alcance territorial de sus servicios, que pueden llegar de forma telemática a cualquier rincón de España.

Está claro que esto funcionó en el sector de la asesoría y gestoría, puesto que supuso una reconfiguración del modelo de negocio y de la estructura del sector en sí. Lo interesante, ahora, es que medites de qué forma la implementación de nuevas tecnologías puede mejorar el desarrollo de tu negocio.

Piensa a lo grande y busca un equipo que te respalde

Eres tú el que le dará vida a tu proyecto, tú marcas la proyección y los límites (si es que quieres trazar alguno) del mismo. Cabe destacar que la formación de una startup (compañía emergente) requiere que el futuro empresario se rodee de personas capacitadas. Esto no se encuentra siempre reñido con 3 carreras y 5 másters adornando la pared del despacho, sino con el hecho de poseer las habilidades necesarias para hacer del negocio algo eficaz y productivo. A veces lo más valioso es la experiencia o la predisposición a implicarse de lleno.

Estos futuros empleados o socios deben asumir como propios los valores del emprendedor, transmitirlos e involucrarse con el desarrollo de la empresa. "Sentir los colores".

La analítica es tu amiga

¿No cuentas con recursos ilimitados? No, ¿verdad? Tendrás la intención de afinar al máximo la eficiencia de cada una de las acciones que lleves a cabo. E incluso aunque fueras el mismísimo Mark Zuckerberg y tuvieras indecibles millones para invertir en tu proyecto, ningún emprendedor que se precie derrocha ni actúa a lo loco.

A cualquier nivel es más que interesante que investigues y conozcas la situación a la que te enfrentas. Desde el momento de plasmar tu idea de negocio y reconocer el target que más se ajusta o más posibilidades de prosperidad plantean a tu empresa como público objetivo, pasando por la elección de estrategias, tácticas operativas, empleo de herramientas o acciones concretas. La llave de la eficacia está en la previsión de los resultados, ¿cómo? Análisis del mercado, análisis de los resultados propios y del proceder de otros en contextos similares.

¿Qué conseguiremos con esto? Quizás estés tentado a discernir que este tipo de elementos son algo de lo que puedes prescindir en un primer momento. Probablemente podrás seguir evolucionando sin tenerlos en cuenta del modo en que debieras, pero no explotarás el potencial de tu empresa, te lo aseguro.

En cambio, si le damos a este ámbito la importancia que merece, verás como la actividad de tu empresa crece exponencialmente e, incluso, percibirás las desviaciones presentes en el plan de negocio que imposibilitarían un correcto crecimiento de tu proyecto y, así corregirlas a tiempo, ahorrando esfuerzo, tiempo y dinero.

Presenta tu proyecto y busca financiación

Es fundamental que desarrolles un plan de negocio serio y viable antes de presentar tu proyecto al mundo. Ten en cuenta que no sólo será imprescindible como base sobre la cual construir tu actividad, sino que servirá de escaparate al mundo y te será muy útil de cara a encontrar socios, colaboraciones, financiación, etc.

Es común que los emprendedores recurran en primer lugar a sus propios recursos y a las 3 F’s (Friends, Fools and Family) o lo que es lo mismo: Amigos, Locos y Familiares a la hora de encontrar apoyos, socios y trabajadores en su negocio. Yo acotaría estas esferas al ámbito de la financiación.

Es también muy importante buscar otros apoyos: una financiación adecuada, asesoramiento fiscal y laboral y subvenciones del gobierno. El 14% de las startups españolas se financian con fondos, solicitando entre 100 y 500.000 euros, cantidades que pueden incrementarse a medida que el negocio crezca. Además, el estudio antes mencionado hace notar cierto aire favorable y ambicioso ya que se ha triplicado la cantidad de empresas que esperan facturar este año entre 150.000 y 500.000 euros sobre la facturación real de 2015.

Delega y céntrate en lo importante

Espero que tengas claro que no puedes hacerlo todo. Es obvio que si la envergadura de tu proyecto es pequeña y cuentas con los conocimientos necesarios, durante cierto tiempo, podrás encargarte de gestionar sin problemas gran parte de las necesidades de tu negocio.

El problema llegará si, de repente, te das cuenta de que ese periodo en el que te bastas y sobras tú solo para llevarlo todo se alarga en el tiempo. Eso implicará que tu empresa se ha estancado. Todo depende de la proyección que tengas reservada a tu proyecto. Si con esto cubres tus expectativas, entonces perfecto.

Pero si lo que quieres es que tu empresa siga creciendo, se hará absolutamente necesario que delegues funciones y actividades en personas con aptitudes específicas de esa área. En cuanto al asesoramiento, cada vez más empresarios dejan este ámbito en manos de profesionales que gestionen la contabilidad, fiscalidad y la presentación de documentos requeridos por las administraciones. La asesoría online Ayudatpymes u otras gestorías que trabajan de forma telemática son muy apropiadas, ya que ofrecen bajos costes y ahorro de tiempo. Su metodología de trabajo y herramientas aportan seriedad y dan confianza al cliente permitiéndole seguir con su proyecto mientras dejan el papeleo en manos de profesionales.

A continuación