La guerra de precios de la telefonía móvil llega ahora a los datos

Másmóvil ofrece un gigabyte por cinco euros.

Publirreportaje

Es una competición en la que el principal beneficiado es el consumidor. En nuestro país el 60% de la población se conecta a diario a internet usando el teléfono móvil. Además, gracias a la gran cantidad de opciones disponibles, cada vez son más lo que hacen sus llamadas usando alguna aplicación de llamadas VoiP, como UppTalk, Skype o Viber, en vez de las redes tradicionales. Todo esto se traduce en un crecimiento del mercado que tiene su repercusión en los precios de estos servicios. Y ambas cosas, precios y servicios al cliente, son cada vez mejores debido a la competencia.

Ya sea ofreciendo un mayor tráfico de datos por el mismo precio o simplemente rebajando el coste del giga, las operadoras intentan atraer a los clientes en este nuevo campo de batalla, después de la carrera por ofrecer el minuto de llamada más barato. Y es MÁSMÓVIL, la dinámica OMV (Operadora Móvil Virtual), quien en estos momentos ofrece el gigabyte más barato de España: cuesta solo cinco euros. Además se combina con una buena opción para llamar también por un precio inmejorable, cero céntimos el minuto durante los cinco primeros minutos de cada llamada, si tenemos en cuenta que la media de duración de las llamadas no suele llegar a tres minutos es una opción muy atractiva.

Las Tarifas CERO de MÁSMÓVIL ofrecen tres atractivas opciones que incluyen no solo el tráfico de datos sino también las llamadas de voz. Estas ofertas incluyen desde las llamadas con los primeros cinco minutos de cada llamada gratis, o bonos de 75 y 150 minutos al mes que incluyen el establecimiento de llamada. Las combinaciones cuestan 5, 9 o 13 euros, dependiendo de lo que el cliente prefiera. En todos los casos se incluye un giga de datos, lo que puede resultar especialmente atractivo para aquellos acostumbrados a acudir al móvil no solo para comunicaciones sino también para su uso habitual de internet. Un dato: se calcula que el usuario medio consulta su smartphone 150 veces al día.

Hasta hace unos años, una de las principales razones que empujaban a los consumidores a cambiar de operador eran las ofertas de subvención en terminales. Sin embargo, muy pronto se desencadenó una carrera de precios a la baja y los compromisos de permanencia, en ocasiones muy restrictivos, desanimaron a muchos clientes a inclinarse por esta opción y les hicieron preferir terminales liberados para poder migrar en busca de las mejores tarifas. Por ejemplo, en 2012 tres de cada cuatro consumidores cambiaron de proveedor movidos por una oferta de móvil subvencionado. Pero al año siguiente solo uno de cada cuatro esgrimió tal razón para cambiar de empresa. Ahora son los precios de internet los que motivan más a los consumidores a la hora de decidirse por un operador.

España es uno de los países europeos con mayor número de usuarios de Internet móvil, tanto en cifras absolutas como proporcionales, y el 88% de ellos asegura que no pagaría por una mayor velocidad de descarga o de conexión más de lo que paga ahora. Esto quiere decir que, al menos por ahora, se ha alcanzado un nivel tecnológico suficiente para la mayoría de los usuarios y que lo que se impone es conseguir abaratar costes. Es decir, pagar menos por lo mismo. Y afortunadamente, el gran ganador de esta situación es el cliente, que tiene en sus manos la opción de elegir entre varias opciones, y desde ahora la posibilidad de consumir un gigabyte al mes por solo cinco euros.

A continuación