La versión digital del 'Financial Times' mandará sobre la impresa

El personal del Financial Times se dedicará a la web y adaptará los contenidos digitales a papel en una sola edición diaria.

LD/ Agencias

El Financial Times se renovará en la primavera de 2014 con un nuevo diseño que afectará no sólo a su apariencia sino también a sus contenidos, de modo que "el producto impreso se derivará de la oferta web, y no al revés", como hasta ahora.

Así lo ha anunciado Lionel Barber, editor del rotativo en un comunicado a la plantilla que recoge The Guardian. El plan incluye lanzar, para la primera mitad de 2014, una sola edición de su versión impresa. "El nuevo Financial Times será rediseñado y actualizado para reflejar los gustos y hábitos de lectura modernos", explica.

En este sentido, Barber señala que "el estilo de publicación de periódicos de los años 70, basado en ir realizando cambios en múltiples ediciones según avanza la noche, está muerto". "En el futuro, nuestro producto impreso se derivará de la oferta web, y no al revés", subraya.

El nuevo diario será realizado por un equipo "pequeño", enfocado en el papel, e integrado en uno mayor encargado de lanzar noticias para la web durante el día.

En el área del diseño, Barber ha avanzado que los esfuerzos se pondrán en las páginas con gráficas y datos. Además, cambia la filosofía. Se pasa, en la versión impresa, de dar noticias a ofrecer contexto y "valor añadido" a las historias más relevantes que hayan sido noticia durante el día, con acento en el periodismo de investigación.

Nuevos tiempos

En cuanto a la versión digital, cambian los tiempos. Las historias se publicarán en la web pensando en aquellos momentos en los que hay más gente navegando por internet más que en los "antiguos cierres de la versión impresa". En este sentido, el editor compara esta nueva rutina con los tiempos que se manejan en los informativos de televisión.

Todos estos cambios implicarán que el periódico transfiera más recursos y personal que ahora trabajan en el cierre durante la noche al día, y de la tarde a la mañana, todo con el objetivo de atender primero a la web. El periódico también reconoce que agregará contenidos elaborados por terceros.

Para Barber, todos estos cambios son una "extensión lógica" de la evolución realizada por el diario durante la última década. "Hemos transformado nuestro modelo de negocio, cobrando exitosamente por contenidos y construyendo un negocio global de suscripciones", señala. En este sentido, recuerda que el último año las suscripciones online sobrepasaron a la circulación impresa por primera vez en su historia. Actualmente, el diario tiene 100.000 suscripciones digitales más que ventas del periódico.

"No es momento para quedarse parados. Las competencias en nuestro sector por adaptarse a un contexto en el que cada vez somos leídos más en el ordenador, teléfono y tabletas es más fuerte que nunca", ha señalado.

A continuación