Los problemas que afectan a las cadenas de suministros asiáticas y cómo las empresas pueden reducir riesgos

Hay soluciones para sortear los riesgos en la cadena de producción para el comprador.

Daniela Soto

Las empresas manufactureras, especialmente las establecidas en países asiáticos, son una pieza clave para la economía, debido a que sus bajos precios de producción y versatilidad para fabricar mercancía de cualquier tipo benefician a grandes y pequeñas empresas en todo el mundo. Sin embargo, existen diversas situaciones que pueden retrasar los tiempos de entrega y la calidad de los productos, lo que representa un gran riesgo para el comprador.

La pandemia por Covid-19 ha sido una de las principales causas de problemas en las cadenas de producción, no solo asiáticas sino a nivel mundial, principalmente cuando hablamos de productos relacionados al campo de la salud; aunque el resto de los mercados también se han visto afectados en mayor o menor medida.

Aunque se pudiera esperar que el principal inconveniente fuese la falta de producción, en realidad el mayor problema es la reducción en la calidad de los productos. Con el aumento de la demanda de ciertos artículos, las manufactureras buscan acelerar la producción a como dé lugar, dejando en segundo plano la calidad.

Esta disminución en la calidad representa una pérdida de la inversión y reputación del comprador, pero en el caso específico de tratarse de productos médicos también se pone en riesgo la vida de quienes utilizarán dichos artículos. Estas razones son más que suficientes para considerar un método de protección y supervisión de producción, para que las empresas tengan la garantía de que recibirán mercancía que cumpla con los estándares mínimos de calidad.

Otros problemas que pueden presentarse son las demoras en entregas debido a inconvenientes dentro de la fábrica y en el puerto de origen. Para este invierno se prevé un aumento en las disrupciones en las cadenas de producción, por lo que es importante tomar las medidas necesarias.

Inspecciones de calidad para reducir riesgos

La mejor manera de que los compradores puedan asegurarse de que sus productos serán fabricados cumpliendo con los requerimientos necesarios es contratar los servicios de inspecciones en origen de empresas especializadas, como es el caso de HQTS. Este tipo de empresas se encargan de enviar inspectores para supervisar las diversas etapas de la producción, y así garantizar que el pedido llegará como se espera.

Estos servicios son tan importantes que, incluso antes de la pandemia, la aduana de muchos países comenzó a solicitar un certificado de auditoría para poder permitir la entrada de los paquetes o contenedores provenientes de Asia. En otros casos, el haber realizado una inspección acelera el tiempo de entrega del paquete en el puerto destino.

Existen diferentes tipos de inspecciones que pueden realizarse gracias a los servicios ofrecidos por las empresas de auditoría. La más popular es la inspección previa en origen, en la que se comprueba que los productos y empaques cuenten con los estándares de calidad establecidos al momento de la compra basándose en un método estadístico de muestras aleatorias.

También se pueden optar por inspecciones de materiales y de equipamiento de la fábrica antes de comenzar la producción, auditorías de calidad pieza por pieza y más. Cada una de estas auditorías son realizadas bajo los estándares establecidos por el comprador y son la manera más eficiente de reducir los riesgos de pérdida por baja calidad; y, si se trata de artículos médicos, garantizar que los artículos cumplan con las características para proteger la vida de quienes lo utilizarán.

¿Cómo se realizan las inspecciones de control de calidad?

Dependiendo del tipo de mercancía se aplican diferentes pruebas personalizadas, pero, en general, el procedimiento se basa en estos pasos:

  • Inspección pre-producción

En este primer paso, un inspector visita la fábrica para hacer un control sobre la materia prima, para asegurarse de que estén todos los componentes necesarios para realizar el 100% de la producción, y que la materia prima sea de calidad.

  • Inspección durante la producción

El control durante la producción se realiza con la intención de evitar los defectos que puedan resultar durante el proceso de producción en serie. En caso de que existan, los fallos pueden corregirse antes de que una gran parte de la mercancía se vea comprometida.

  • Inspecciones previas al envío

Este es el servicio de inspección más solicitado por los importadores, se realiza cuando la producción haya concluido y se comprueba que la mercancía cumpla con los requisitos de calidad establecidos. En este paso también se supervisa el cerrado del contenedor y el inspector comprueba que toda la documentación de aduanas esté en orden.

Después de hacer la compra directamente con el proveedor, el cliente puede solicitar que se realicen una o todas las pruebas de calidad recién mencionadas.

hqts2.jpeg

También existen otros procesos de control de calidad aún más detallados, como las inspecciones pieza por pieza, en donde se comprueba que cada uno de los productos cumpla con los requisitos, o la supervisión de carga, que verifica que se envíen todos los productos y que el embalaje de la mercancía sea el correcto.

Cada uno de estos servicios ofrece al importador toda la seguridad de que la mercancía que reciba será exactamente lo solicitado, y que cumplirá con los requisitos para su venta. De esta manera, más empresas pueden disfrutar de los beneficios de comprar productos a fábricas asiáticas.

A continuación