Exteriores alerta a los españoles que viajan a China de que el régimen comunista los someterá a pruebas secretas

China está hospitalizando forzosamente a extranjeros vacunados e inmunes al Covid-19.

Elena Berberana

El Consulado General de España en Shanghái, a través del Ministerio de Exteriores en su página web, ha dado la voz de la alarma avisando a los españoles que viajan a China de lo que les puede suceder si pisan territorio comunista. Según han advertido el Consulado español, en las últimas semanas, y sin ninguna comunicación oficial por parte de las autoridades chinas, ciudadanos extranjeros residentes en China y vacunados con la vacuna china o vacunas extranjeras, y/o habiendo superado el Covid-19 en meses anteriores y vacunados posteriormente, "están siendo hospitalizados, de manera no consensual ni voluntaria, durante 3 o 4 días a su llegada a la República Popular de China".

Los recién llegados al aeropuerto son sometidos a análisis de sangre y si la prueba de anticuerpos es superior a una cifra establecida por las autoridades sanitarias, como consecuencia de la vacunación, "les hacen firmar unos documentos en chino sin traducción al inglés e ingresados en un hospital".

Las víctimas de estas hospitalizaciones forzosas no tienen ni idea de lo que se les va a ocurrir durante los días que dura el ingreso. Según informan las autoridades españolas, en el hospital chino, vuelven a hacer un segundo análisis de sangre y PCR, "así como resonancia magnética de tórax y alguna prueba invasiva adicional, de cuyos resultados ni les dan copia ni les informan". Los funcionarios del régimen comunista chino "se limitan a pedir cooperación durante 3 o 4 días" a los pacientes forzosos.

Además de obligar contra su voluntad a extranjeros y residentes extranjeros en China a ingresar en el hospital y someterlos a pruebas invasivas que desconocen, y guardan resultados bajo secreto, los afectados tienen que pagar por WeChat el papel higiénico, las toallas, cualquier producto sanitario que se necesite, así como el agua embotellada. Los sanitarios chinos tampoco "aceptan pago en efectivo o con tarjeta de crédito".

El régimen chino no da explicaciones

Alarmados por estas graves prácticas, los responsables españoles de la Oficina de Asuntos exteriores de de Shanghái han pedido explicaciones a las autoridades chinas, quienes no contestan a las Notas Verbales que recibe y tampoco da una respuesta telefónica, "como es habitual", indica el Consulado en el comunicado web.

"Ni las personas ingresadas ni los Consulados Generales en Shanghái han sido informados de esta sorprendente y poco ética práctica ni del nivel de anticuerpos mínimo fijado. Tampoco se sabe cómo seleccionan a dichas personas", transmiten los funcionarios españoles desde Shanghái.

En este sentido, las autoridades españolas ruegan a aquellos que tengan que viajar o volver a China en las próximas semanas que se tenga en cuenta toda esta información, no se firme documentos que no se entienden y utilice un traductor en el móvil para entender lo que está firmando. "Hagan una foto antes de entregarlos, ya que no les darán una copia", recomienda en el comunicado de emergencia.

Por ahora, el Consulado General español asegura que, junto a la Embajada en Pekín y el Ministerio de Asuntos Exteriores, así como la Delegación de la Unión Europea en Pekín, "están haciendo gestiones para que esta práctica se interrumpa con carácter inmediato".

El hecho de que no ofrezcan ningún tipo de argumento el gobierno chino y se lleven a cabo estos internamientos y pruebas contra la voluntad de los viajeros no suponen hechos aislados dentro del régimen comunista chino, caracterizado por su tiranía y vulneración de los derechos humanos, denunciado por organismos internacionales y miles de disidentes chinos huidos del país.

A continuación