Play

El teletrabajo multiplica las posibilidades para los hackers y dispara los ciberataques

El teletrabajo ha disparado la vulnerabilidad de las empresas frente a ataques informáticos que se han multiplicado por 40.

Luis F. Quintero

En el marco del proyecto Educa en Redes que encabeza el grupo Libertad Digital esRadio con el impulso de Tecteco, Diálogos en Libertad ha acogido un nuevo encuentro online con especialistas en ciberseguridad para analizar esa nueva realidad que parece llamada a quedarse: el teletrabajo.

No es nuevo. Es algo que ya existía y que muchas empresas habían incorporado a su día a día con algunos trabajadores pero que ahora se ha impuesto con el impacto de la pandemia del coronavirus.

Esta realidad entraña unos enormes riesgos asociados en materia de ciberseguridad ya que en muchas ocasiones los empleados están trabajando en sus casas con sus propios equipos personales y en entornos de red domésticos que no cuentan con unos mínimos estándares de seguridad. Esto supone una gigantesca oportunidad para los delincuentes informáticos que han disparado sus ataques pasando de 5.000 semanales a 200.000 cada semana, según advierte Interpol (lo que supone multiplicarse por 40).

Para analizar esta realidad, la iniciativa Educa en Redes ha reunido al director general de Tecteco, Alfonso Arbaiza, al director técnico de Zaltor, Javier Núñez, y al responsable de ciberseguridad de Talgo, David Muñiz.

Uno de los principales problemas que entraña el teletrabajo tal y como se ha concebido en la actual crisis sanitaria es que "hemos querido trasladar todo lo que tenemos en el trabajo a casa. Y ese es el problema. En casa no tenemos redes cableadas, ni firewall, ni VPN ni nada de nada. Son sistemas que se comparten con el hijo, y en los que conectamos los dispositivos corporativos", decía Alfonso Arbaiza, director general de Tecteco.

Si tenemos en cuenta que, como decía Javier Núñez, director técnico de Zaltor, "todavía nos falta mucha cultura de ciberseguridad" y no somos conscientes del riesgo real que vivimos, el problema se multiplica. Núñez recordaba que "desde abril hasta noviembre he tenido 46 intentos de vulneración de seguridad en mi entorno y yo trabajo en casa, en un pueblo pequeño de Toledo", decía para enfatizar que cualquier usuario puede ser objetivo de estos ataques.

Recordaba Arbaiza que Interpol ha informado de que los ciberataques se han multiplicado y registran 200.000 cada semana cuando antes de la pandemia lo habitual eran 3.000 semanales.

David Muñiz, responsable de seguridad de Talgo, ponía el énfasis en los riesgos reales que tenemos en nuestro entorno doméstico, ese en el que usamos nuestros propios medios para trabajar: "Preocuparse porque puedan acceder a la cámara de vigilancia de tu hijo o que te vayan a robar una cartera de fotos es importante, pero casi es lo de menos. Lo más importante es si te roban toda la información de tu ordenador, porque van a robar información de la empresa para la que trabajas, pueden robar cuentas corrientes, datos de clientes, datos de contacto de proveedores. Si ocurre algo, la compañía puede tener problemas legales y muy serios. Hay empresas que han tenido que echar el cierre", enfatizaba.

En este sentido, añadía que en ocasiones, la falta de seguridad en el entorno del hogar puede ocasionar problemas muy serios que puedan terminar por dejar en el paro no solo a esa persona sino también a todos sus compañeros de trabajo.

Javier Núñez de Zaltor señalaba que, en cierto sentido, no informarse y no tomar las medidas necesarias para dotar de una seguridad a tu entorno laboral a la hora de teletrabajar puede convertir a cualquier usuario en un hacker, ya que puede abrir la puerta a los delincuentes informáticos y provocar un problema mayúsculo.

David Muñiz añadía que en buena parte la responsabilidad debe partir de la empresa y ser consciente de que debe dotar a sus empleados de las capacidades de ciberseguridad necesaria, o al menos, ofrecer formaciones o información de qué equipo básico debe tener ese empleado para no poner en riesgo la viabilidad de la empresa.

En todo esto, Muñiz considera que "WEFENDER es diferencial tanto para personas como para las empresas", decía. WEFENDER es la solución de seguridad informática que ha sacado Tecteco y que, según señaló Arbaiza, es una solución sencilla, apta para cualquier nivel de usuario, pero que lleva detrás un desarrollo mayúsculo en ciberseguridad. Esto permite crear entornos seguros en nuestro área de trabajo para evitar que acceda a nuestra red nadie a quien no autoricemos. Según confesó Muñiz, en Talgo consideran que es una solución extraordinaria y muy barata para sus empleados en teletrabajo.

Javier Núñez también se confesó usuario de WEFENDER. Decía el director técnico de Zaltor que "el usuario tiene que saber qué hacer, tiene que saber que ha de usar un ordenador para trabajar y cuando termine de trabajar cerrarlo y usar el suyo propio". Y para tener un entorno seguro "no necesito un gran cortafuegos ni una gran VPN. Teniendo un buen respaldo se puede recuperar la información" y, sin duda, soluciones como WEFENDER, hacen barato y asequible a casi todos los bolsillos la posibilidad de tener un entorno seguro en casa y en el trabajo.

Alfonso Arbaiza, director general de Tecteco, y gran divulgador de asuntos de ciberseguridad, en tanto que impulsa desde Tecteco el proyecto Educa en Redes en el grupo Libertad Digital insistía en que "hay que quitar de la cabeza de la gente que la ciberseguridad en la informática es cara. Una VPN son uno o dos euros al mes y tener una wifi segura son poco más de 25 euros al mes" con WEFENDER.

Como coincidían los tres invitados, "cuántas empresas no habrían dado lo que fuera por haber tenido estas medidas de seguridad antes de haber sufrido el ataque informático que les terminó obligando a cerrar".

A continuación