Vuelven las bolas del salvaje Oeste en versión gigante

Las famosas pelotas del desierto de las películas son en realidad unas invasoras plantas rodantes.

LD/Agencias

La especie de planta rodadora Salsola Ryanii ha puesto en alerta al sur de Estados Unidos. Es más grande y más fuerte que cualquiera de sus parientes y puede alcanzar hasta los dos metros de alto, según un estudio realizado por la Universidad de California.

Los resultados de la investigación se detallan en un nuevo artículo publicado en la revista AoB Plants, editada por la Universidad de Oxford, y respaldan la teoría de que la nueva planta es más vigorosa que otras de su especie porque es un híbrido con pares duplicados de cromosomas de las especies de que procede. Aunque había desaparecido de la zona, ha vuelto y amenaza con quedarse durante más tiempo.

Las plantas rodadoras se asocian al viejo oeste de Estados Unidos gracias a las películas en las que aparecían estas "bolas del desierto" en cientos de escenas. En realidad, son plantas invasoras que viven en zonas desérticas y se aprovechan del viento para esparcir sus semillas y reproducirse. Pueden causar accidentes de tráfico, dañar superficies agrícolas e invadir jardines y casas. El año pasado, la ciudad de Victorville, California, quedó enterrada por millares de ejemplares de esta planta.

La Salsola Ryanni está aún en un área geográfica pequeña pero está expandiéndose. Otras especies invasoras de plantas rodadoras tienen presencia en 48 estados norteamericanos.

A continuación