Play

Los destellos que asombraron a México durante el brutal terremoto

Muchos mexicanos fueron testigos de un extraño fenómeno durante el brutal terremoto en el sur del país. 

LD/Agencias

El fuerte terremoto que sacudió el sur de México el pasado jueves vino acompañado de un curioso y poco frecuente fenómeno: destellos iluminaron la noche mexicana en un fenómeno conocido como triboluminiscencia. Se trata de la luz que puede generar el choque de las placas tectónicas durante un seísmo al producirse una gran cantidad de energía electromagnética. Muchos mexicanos fueron testigos de los destellos y publicaron fotos y vídeos en las redes sociales.

Según explica el académico del Instituto de Geofísica (IGf) de la Universidad Autónoma de México Esteban Hernández, la fricción de las partículas presentes en la corteza terrestre "generan efectos tanto eléctricos como electromagnéticos": "Las rocas de la corteza terrestre tienden a tener ciertas imperfecciones y al ser sometidas a esta fricción sueltan electrones o cargas eléctricas".

Estos electrones cargados de "energía cinética" tienden a buscar alguna salida. Al impactar contra la atmósfera, la energía se transforma en energía lumínica, provocando la triboluminiscencia.

Cabe la posibilidad, sin embargo, de que algunos de esos destellos no tuvieran un origen natural y se debieran a cortocircuitos o fuegos debidos a la potencia del seísmo. De esa opinión es la titular del Servicio Sismológico Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México, Xyoli Pérez Campos, que aseguró en rueda de prensa que las luces "no presentan relación" con el terremoto. "El sismo tiene lugar a 48 kilómetros de profundidad, el epicentro se encuentra en el océano y las luces se reportan en otros lugares de la República. No están relacionados con el sismo", afirmó.

A continuación