Un disparo accidental de un cazador acaba con el lince Kenitra en Ciudad Real

El lince Kenitra, un macho reintroducido este verano en Ciudad Real para su reproducción, ha muerto de un disparo en una finca de caza.

LD/Agencias

El lince Kenitra, un macho reintroducido este verano en Ciudad Real con el objetivo de su reproducción en la zona, ha muerto de un disparo en una finca de caza de la provincia. El Proyecto Iberlince publica en su página web que la muerte de Kenitra se produjo ayer, miércoles, de un disparo accidental en el transcurso de una acción cinegética en una finca de Torre de Juan Abad, en la provincia de Ciudad Real.

La web asegura que tras el hecho, los propietarios de la finca se pusieron en contacto con los agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura para informar del suceso. Allí los agentes comprobaron que se trataba de "Kenitra", nacido en marzo de 2013 en el centro de cría "El Acebuche" y liberado el 3 de julio pasado junto a "Kaplán", "Kairós" y "Kiowa" para que se reprodujeran en libertad.

La muerte de "Kenitra" se une a la de "Kala" en el pasado mes de septiembre, cuyo cadáver se encontró en el término municipal de Villamanrique por causas que aún se desconocen, pues un primer informe de la Consejería de Agricultura descartó que su muerte se produjera por el uso de veneno o por disparos.

'Kenitra' y 'Kala' formaban para de un grupo de ocho linces ibéricos que fueron reintroducidos en Castilla-La Mancha tras ser criados en cautividad, en el marco del proyecto Life Iberlince que trabaja con el objetivo de lograr la recuperación de esta especie emblemática en Sierra Morena Oriental, una parte de la Península Ibérica que históricamente había sido ocupada por la especie.

El cuerpo de Kenitra ha sido trasladado al Centro de Recuperación "El Chaparrillo", de Ciudad Real, donde se le practicará la necropsia.

A continuación