Lluvia de estrellas doble: una noche única

La Luna nueva facilitará su visionado este martes por la noche. Estos objetos viajan por el espacio a unos 100.000 kilómetros por hora.

Libertad Digital

"Mira al cielo este verano": este es el consejo que dan desde la NASA, ya que en la noche de este martes se podrá ver en el firmamento un espectáculo único: se unirán dos lluvias de estrellas las Delta Acuáridas Sur y Alfa Capricórnidas. Además, la Luna nueva facilitará su visionado. Este espectáculo se podrá observar en la mayor parte del mundo, aunque donde mejor podrá contemplarse es en los trópicos.

Según explica la NASA, estamos ante una lluvia de estrellas menor, con velocidades máximas proyectadas en 15-20 meteoros por hora, una velocidad "lenta" que, junto a unos cielos oscuros y despejados, favorecerán que los meteoros brillen en el cielo con mayor intensidad.

En la noche de este martes, se unirán las Delta Acuáridas Sur y las Alfa Capricórnidas. Las primeras proceden del cometa 96p/Machholz 1. Sus partículas de polvo y hielo chocan con nuestra atmósfera a la velocidad de 41 kilómetros por segundo, una velocidad que permite que sean vistas por el ojo humano, alineándose en una trayectoria luminosa de meteoros.

Por su parte, la lluvia de Alfa Capricórnidas, originada por el cometa 169P/NEAT, no serán tan abundante y sus meteoros son mucho más lentos, pero aumenta su luminosidad tras explotar antes de apagarse.

Estas partículas de esta lluvia alcanzan el tamaño de una pelota de tenis, algo que podría suponer un riesgo para los satélites artificiales e incluso para el funcionamiento de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Aunque esta noche se podrá ver este espectáculo celeste, las Delta Acuáridas Sur se han dejado ver desde el 12 de julio y se podrán apreciar hasta el 23 de agosto. Las Alfa Capricórnidas, por su parte, estarán activas desde el 3 de julio hasta el 15 de agosto. Un verano en el que hay que mirar al cielo ya que a este fenómeno se unen otros como las famosas Perseidas, que serán visibles en su máximo esplendor el 12 de agosto. Sin embargo, este año la famosa lluvia de estrellas no impresionará a tanto a sus observadores, ya que la Luna, que estará prácticamente llena, iluminará con su luz todo el cielo nocturno.

A continuación