Cómo proteger tu cabello durante el verano

El sol, el calor, y el agua de playa y piscina no son factores aliados del pelo. Por ello es importante cuidarlo antes, durante y después del verano.

Belén Lázaro

Verano, sol calor, playa, piscina... Estábamos deseando que todos esos factores confluyeran y, ahora que lo hacen, uno se da cuenta de que son los peores para nuestro pelo. A pesar de que el verano es la mejor época para presumir de las trenzas más en tendencia o apostar por los mejores cortes de pelo, hay que reconocer que esta estación no es tan benévola con el cabello.

Con independencia de cómo sea tu cabello, de si lo llevas teñido o todavía apuestas por lo natural, los trucos que más recomiendan los peluqueros son clave a la hora de cuidar el pelo en verano, ya que los efectos nocivos del sol, la sal y el cloro son idénticos en todas las melenas. Es cierto que no existen los milagros y que pasar por la peluquería cuando llegue septiembre es síntoma de que hemos pasado un buen verano, pero siempre podemos paliar los efectos nocivos del sol, la sal y el cloro en el cabello.

De hecho, presumir de melena bonita este verano está al alcance de todo tipo de cabellos gracias a los trucos que más recomiendan los peluqueros. Algunos de los trucos parecen muy sencillos y simples, pero pueden ayudar a cuidar nuestro pelo en verano de forma intensiva.

En verano tu melena necesita cuidados extras debido a los efectos del cloro, la sal y el sol incidiendo de manera directa en el pelo, ¿Qué buscamos con estos cuidados? Mantener su brillo y sedosidad. Todos los cabellos necesitan cuidados extras, pero si, además, te tiñes, aún tienes que ser más exhaustivo con la rutina capilar. En Libertad Digital te contamos algunos de los trucos para cuidar bien el cabello durante los meses de más calor y evitar un desastre capilar.

  • Apostar por una buena alimentación

Una buena alimentación es clave para lucir tanto una piel radiante como un cabello brillante, fuerte y sano. Alimentos como la zanahoria y los frutos secos aportarán nutrientes esenciales para mantener el pelo nutrido y sin daños. Este consejo, obviamente, es importante durante todo el año y nos servirá para llegar con una piel y un pelo más preparado al verano.

  • Despedirse del secador durante el verano

Dejar que el cabello secar al aire y no utilizar secador. Los utensilios de calor contribuyen en gran medida a la deshidratación del pelo, además hay cientos de trucos para peinar sin ellos. Adelantamos uno: cuando se quiera llevar el pelo ondulado lo mejor es hacer la técnica del enrollado y envolver mechones alrededor de rollos flexibles cuando aún esté húmedo.

  • Atreverse con un buen corte de pelo

El verano es la excusa perfecta para actualizar nuestro peinado. Sumarse a modas como las de la melena midi o el bob largo es genial para sanear el cabello. Sin embargo, si no quieres cortarlo, recorta sólo las puntas antes y después del verano para mantener la salud de la fibra capilar. ¿Por qué esta recomendación? Porque las puntas abiertas aceleran la deshidratación.

  • Renunciar a los productos de fijación

Los productos de fijación, como los geles y espumas, tienen un alto contenido en alcohol, que deshidrata nuestro pelo. Una buena alternativa es usar aceite de argán, que ayuda a controlar el cabello y contiene vitamina C. Eso sí, no se debe aplicar si vamos a exponernos al sol.

  • Intentar lavar menos el pelo

Cuando no se vaya a la piscina ni la playa es conveniente que no se lave el pelo todos los días. Hacerlo elimina los aceites naturales del cuero cabelludo y eso estimula la producción, lo que provoca que el pelo parezca aún más sucio. Utilizar champús no agresivos contra el cabello elaborados con ingredientes naturales, por ejemplo, el de jengibre es perfecto para eliminar la caspa y cuidar el cuero cabelludo.

  • Secarlo y evitar peinados tirantes

No conviene hacerse peinados demasiado tirantes cuando está mojado, ni tenerlo demasiado tiempo húmedo. Por ello, lo mejor es secarlo con una toalla y al aire libre y, una vez esté seco, podemos hacerle un peinado pero siempre teniendo en cuenta que no quede muy tirante.

  • Llevar el pelo en un recogido suelto

Llevar el pelo recogido reducirá la superficie de cabello que recibe rayos de sol y evitará enredos. No debemos hacerlos muy tirantes o los cabellos mojados podrían partirse. Además, es importante no utilizar accesorios metálicos, ya que pueden sobrecalentarse u oxidarse.

  • Ducharse antes y después de meterse en la piscina o el mar

Otro buen hábito en verano es mojarse el pelo en la ducha antes de entrar en la piscina o en el mar. Del mismo modo, es recomendable que al salir de la piscina o el mar enjuaguemos el cabello con agua para retirar los restos de sal o de cloro.

  • Rociarlo con agua, aloe y aguacate para evitar el encrespamiento

Si notamos el pelo muy seco, se puede rociar varias veces al día con un spray casero de agua, aloe vera y aceite de aguacate. También va genial para controlar el encrespamiento. Recuerda no usar aceites si vas a estar al sol.

  • Enjuagar el cabello con agua fría

Aclarar el cabello con agua fría mejora la circulación del cuero cabelludo y ayuda a eliminar los residuos. El agua fría también contribuye a que el cabello brille más. No es necesario que todo el proceso de lavado sea con agua fría, sólo el último aclarado.

  • Cubrir la cabeza

Al igual que en la piel, la mejor prevención es tapar la zona con una barrera física para evitar que el sol incida sobre la persona. En este caso, se recomienda cubrirse la cabeza con un sombrero o un pañuelo. Aprovechar las tendencias en accesorios del verano para usar turbantes, gorros y sombreros al salir. Ya sea a la calle, a la montaña o al mar, este tipo de complementos protegerán tu cabeza, cabello y orejas.

  • Evitar los aceites si vas a tomar el sol

No utilizar aceites o sérums si tienes previsto estar bajo el sol. Llevar estos productos aumenta el riesgo de quemaduras en el pelo y el cuero cabelludo. En su lugar, utilizar sólo mascarilla y deja los aceites para la noche.

  • Utilizar protector solar

Si usas protector solar para la piel, ¿por qué no lo usas también para el pelo? Usar un buen factor SPF en el cabello lo protegerá de los rayos UV y evitará que se dañe.

  • Hidratación extra después de tomar el sol

Hidratar bien tu cabello después de la exposición solar es importante para mantenerlo sano, digamos que es el aftersun del pelo. ¿Cómo podemos hacerlo? Un remedio casero muy eficaz es aplicar una mezcla de aceite de coco y aceite de oliva, un ungüento que aportará brillo y nutrición.

  • Renovar la protección capilar después del baño

Si llevas protección solar en el cabello cuando vas a la playa, no olvides que debes renovar la aplicación después de cada baño. Si no lo haces, la película protectora desaparecerá dejando el pelo a merced de los rayos UV.

  • Si vas a la playa, llevar el pelo limpio

Llevar siempre el pelo limpio a la playa. Puede parecer una tontería, pero llevar el pelo con grasa, sudor o restos de productos perjudican al cuero cabelludo y empeora los efectos del sol sobre éste.

  • Evitar llevar raya en el pelo

No peinarse con raya cuando vayas a la piscina o a la playa. La raya concentra la exposición solar en esa zona tan vulnerable y puedes sufrir quemaduras en el cuero cabelludo.

  • Si vas a nadar, siempre gorro

Si eres de las que pasan el verano haciendo largos en la piscina o de las que van a la playa para nadar y bucear, plantéate utilizar un gorro de natación. El cloro de la piscina y la sal del mar oxidan el cabello.

A continuación