Costumbres españolas ofensivas en otros países

Muchas costumbres son polémicas o prohibidas en otros países. Es importante conocerlo para evitar problemas o multas.

Belén Lázaro

«Donde fueres, haz lo que vieres», como dice el refrán. Sin embargo, a veces, no es tan sencillo deducir cuáles son las normas o el protocolo de culturas tan diferentes a la española, en muchas ocasiones por puro desconocimiento. De hecho, hay gestos cotidianos que pueden llegar a ser de mala educación en otros países.

En una cultura global de viajes y turismo cada vez más fuerte, es importante recordar que cada acción, palabra y gesto aparentemente normal puede no serlo tanto en otros países. De hecho, hay una cantidad sorprendente de costumbres comunes que resultan ofensivas en otros países.

Abrir un regalo delante de quien te lo ofrece

En España lo más normal es que si se recibe un regalo en ese momento sea abierto delante de quien lo ofrece, para así poder ver la reacción y si es del agrado del que lo recibe o no. Sin embargo, en países asiáticos, como China e India, abrir un regalo inmediatamente después de recibirlo es de mala educación.

Aceptar un regalo a la primera

Algunos se preguntarán por qué rechazarías un regalo, pero en la cultura japonesa y china se espera que rechaces las cosas varias veces antes de aceptarlas.

Reír a carcajadas

En Japón, reír enseñando los dientes es extremadamente desagradable. Sin embargo, en países como España es costumbre si algo resulta muy muy gracioso, normalmente cuando se cuentan chistes.

Dejar propina

En España es habitual dejar propina principalmente en restaurantes y bares. En otros, como Estados Unidos, incluso es conocido que la cuenta indique el porcentaje mínimo que debe dejarse al camarero. Pues bien, en Japón lo normal es no dejar propina, y hacerlo podría ser incluso considerado un gesto poco apropiado, ya que consideran que el precio que se paga es por un trabajo bien hecho.

Quejarse del servicio

"El cliente siempre tiene la razón" no es algo que funcione en toda Europa. Hay países donde no se pueden realizar quejas u hojas de reclamaciones si no se está conforme con el trato recibido.

Poner las manos en el regazo mientras se come

En Alemania, es costumbre mantener las manos sobre la mesa mientras se come, en lugar de apoyarlas en el regazo. Hay países o grupos de personas que no tienen semejante costumbre y, la mano que no se utiliza para comer, no está encima de la mesa sino sobre el regazo.

Hacer el gesto con los dedos que simboliza OK

Hacer un círculo con el dedo pulgar y el índice, en un gesto que quiere significar «OK», es un comportamiento muy popular en España y otros países europeos. Pero en Brasil es recomendable que uno se ahorre este gesto si no se quiere parecer una persona irrespetuosa o vulgar, ya que conlleva connotaciones escatológicas e insultantes.

El gesto de la victoria

En el Reino Unido, este gesto es equivalente hacer un corte de manga a alguien. Es un gesto polémico que proviene de 1941 cuando Churchill lo hizo por primera vez, su intención era mostrar su lucha contra la Alemania nazi.

Cruzar las piernas

Cruzar las piernas en algunas partes de Oriente Medio, especialmente si te sientas frente a alguien mayor que tú, se considera una señal de falta de respeto.

Pulgares arriba

Cerrar la mano con el pulgar hacia arriba es un gesto habitual que los españoles utilizamos como símbolo de aprobación para indicar que algo nos parece bien. Pero en ciertas regiones de Oriente Medio, como Irán o Irak, o de África Occidental levantar el pulgar equivale a nuestro símbolo conocido como hacer la peineta, así que claramente este gesto no será bien recibido y escandalizará a quien se lo hagas.

Hablar por teléfono en público

En Japón, se considera de mala educación hablar por el celular en los trenes y autobuses. Se prefiere el correo electrónico o los mensajes de texto. Si se viaja en transporte público en España, hablar por teléfono o poner música con altavoces es algo normal, pero no menos molesto.

Sonarse en público

En países como China, Francia, Japón y Arabia Saudí, sonarse en público se considera de mala educación e incluso repulsivo.

Dividir la cuenta

Intentar dividir la cuenta en Francia, en lugar de pagarla entera, se considera poco sofisticado.

Comer en público

En Japón, comer mientras se camina o en lugares que no son restaurantes se considera raro y de mala educación. Lo más normal en Europa es comprarse algo en un restaurante, bar o tienda de alimentos y comerlo o beberlo por la calle, ya sea un café caliente cuando hace frío o un helado, por ejemplo.

Comer con las manos

Mientras que en muchas partes del sur de Asia y de África es habitual comer con las manos, en Chile es obligatorio utilizar cubiertos, aunque estés comiendo patatas fritas. También hay países donde determinada comida está prohibido comerla con cubiertos.

Alterar la comida

En el sur de Europa, sazonar la comida y aderezarla con condimentos es un insulto al cocinero. Básicamente le estás diciendo que no la ha preparado lo suficientemente bien.

Comer todo lo que tienes en el plato

Aunque todos nuestros padres hicieron un enorme esfuerzo por meternos en la cabeza lo mal que está dejar algo en el plato, terminar toda nuestra comida no siempre es un gesto bien recibido.

En países como China acabar todo lo que se ha puesto en el plato puede ofender, sobre todo si se trata de una comida en casa de alguien. Y es que el anfitrión puede ver este gesto como muestra de que no proporcionó suficiente comida a sus invitados o que esta no estaba deliciosa.

Sorber la sopa

En Japón, sorber es música para los oídos de cualquier chef, ya que demuestra que disfrutas de tu plato de fideos. En Norteamérica, sin embargo, se considera de mala educación.

Cruzar la calle por cualquier sitio

En el norte de Europa, cruzar la calle en cualquier lugar es ilegal y la ley se cumple estrictamente. Incluso cuando no vienen autos, la gente espera la señal del paso de peatones.

A continuación