El poco convincente desmentido de Alejandra Rubio sobre si llegó a las manos con Carmen Borrego

Tía y sobrina, Carmen Borrego y Alejandra Rubio, casi se pegaron en una pausa de Viva la vida.

Chic

Alejandra Rubio se ha pronunciado sobre su supuesta pelea a gritos con su tía, Carmen Borrego, en la pausa publicitaria de Viva la vida.

Sin perder la sonrisa, Alejandra ha preferido no confirmar la pelea con su tía que sostienen varios colaboradores de Telecinco, que habrían sido testigos de ello, y, despacha el tema con un "lo siento muchísimo" y "no voy a decir nada". "Qué tonterías por favor", dijo a modo de poco convincente desmentido.

A pesar de no negar este brutal intercambio de reproches con la hermana de su madre, Alejandra aseguró que está "todo genial" y "todo fenomenal" tratando de demostrar que no le afecta la supuesta bronca, esa misma que hizo a la joven salir entre lágrimas de las dependencias de Telecinco.

Eso sí, la joven asegura que Terelu "está muy bien, la verdad" y su abuela, Teresa Campos, "estupenda como siempre, una fenómena", desvelando que ambas permanecen ajenas a su supuesta pelea con Carmen.

Casi llegan a las manos

Carmen Borrego y Alejandra Rubio casi llegaron a las manos en una pausa publicitaria de Viva la vida. Las dos miembros de la familia Campos, tía y sobrina, están en medio de una polémica causada por el comportamiento de la hija de Terelu con su madre cuando estaba enferma, y a su vez los sentimientos de recelo de Carmen Borrego sobre la creciente atención mediática que recibe Alejandra Rubio.

Lo sucedido en Viva la vida este fin de semana, con una agria discusión que tras la publicidad se aplacó, pudo ser mucho peor. Tal y como se dijo en Sálvame, en la pausa publicitaria ambas se "embalaron" con Alejandra gritando "qué caradura tiene esta tía" a Carmen, su tía. Tras disculparse, todo pareció tranquilizarse.

campos-rubio-pelea-recreacion.png
Recreación de la pelea en Sálvame | Telecinco

Pero la bronca situación se retomó en la siguiente pausa, y al parecer, ambas casi llegaron a las manos. "¡No me vuelvas a hablar en la puta vida!", gritó la hija de Terelu mientras su tía contestaba: "¡No te voy a consentir que me enfrentes más a mi madre y a mi hermana, niñata!".

Ambas tuvieron que ser separadas, porque el asunto continuaba y las dos mujeres amenazaban con pelearse físicamente. María Patiño señaló en Sálvame, que dramatizó esos momentos, asegurando que Alejandra "cree que tenemos toda la responsabilidad, dice que no se puede fiar de la gente de enfrente".

A continuación