La verdadera Elena en 'Supervivientes': su estrategia delante y detrás de las cámaras

Rocío Flores aseguró que su compañera tiene dos caras: una delante de las cámaras y otras muy distinta detrás.

L. Javier del Pozo

Quedan pocas semanas para que la edición de Supervivientes 2020 llegue a su final y el cansancio empieza hacer mella entre los concursantes. Cualquier malentendido puede provocar una hecatombe entre los supervivientes y un tema como la pesca puede derivar en el mayor de los enfrentamientos. Precisamente esto es lo que ha pasado esta semana entre Rocío Flores y Elena Rodríguez, hasta ahora dos compañeras con buena sintonía que este jueves se declararon la guerra en la última gala del reality en Telecinco.

La hija de Antonio David Flores puso en valor el trabajo diario de Ana María Aldón a la hora de pescar y recoger caracolas, algo que no haría su compañera, llegando al punto de asegurar que tiene una doble cara cuando no están las cámaras: "Aprovechas cuando están las cámaras para hacerme preguntas comprometidas. Detrás no me dice nada y cuando están delante me pregunta por mi padre y mi madre", desveló la superviviente.

rocio-flores-contra-elena-sv.jpg

Una acusación que no gustó a la madre de Adara, que acusó a su compañera de malmeter entre los compañeros y lograr la expulsión de la gente que "le sobra": "Mírate más tu ombligo y no estés pendiente de lo que hacen los demás. Es, junto a Ivana, como las típicas vecinas que te espían por la mirilla para decirte en qué has cometido un error", dijo fuera de sí.

Rocío insistió en las "malas artes" de la concursante: "Me decía: ‘Deberías felicitar a tu madre, me insistía mientras yo estaba reventada por dentro. Al principio pensaba que era de forma inconsciente pero ya una, dos, tres… Me planteo que su objetivo es joderme de verdad".

Elena se defendió afirmando que nunca ha tenía "mala intención" y que ha hablado con todos sus compañeros sobre sus respectivas familias: "Me da exactamente igual tu padre y tu madre. Paso de estas polémicas, yo ahí no entro. Te aseguro que no me interesan (…) Hablo de todas las familias. Me interesa la parte humana de mis compañeros. Normaliza un poquito, normaliza el tema chica, porque hablo de sus padres con todos".

"¿Estás insinuando algo?", respondía Rocío muy molesta. Elena tan solo le explicaba que ella no le da más importancia a su familia que a la del resto. Pero a su compañera no le convencieron sus explicaciones.

A continuación