Duro enfrentamiento de Ana María Aldón con la organización de 'Supervivientes': "¡Me está dando vergüenza!"

La mujer de José Ortega Cano fue acusada de haber hecho trampas durante la prueba de localización.

Chic

Monumental cabreo el que protagonizó Ana María Aldón durante la última gala de Supervivientes 2020 presentada por Jorge Javier Vázquez y Lara Álvarez. El juego de localización de la gala 10, que decide el nuevo destino de los robinsones, ha sido el causante de la polémica que ha enfrentado a la mujer de José Ortega Cano con la organización del programa.

La gresca comenzó tras el juego que enfrentaba a Ana María Aldón con su compañera Yiya. Ambas tenías que empujar una caja de madera hasta lanzar a su oponente al agua. El concursante victorioso podría disfrutar de una pizza tamaño familiar. Las reglas de la prueba estaban muy claras: solo podrían sujetar la caja con sus manos y estaba completamente prohibido frenar la caja con el empeine del pie.

En el desarrollo del juego, Ana María tuvo una clara ventaja con respecto a su compañera y cuando parecía que conseguiría el ansiado premio, Lara Álvarez detuvo el tiempo y anunció que una de ellas había incumplido las normas: "Me está explicando la organización que un pie estaba sujetando la caja. Vamos a dejar el duelo en tablas y a revisar las imágenes (…) Gana Yiya, Ana María toca con la puntera la caja, ejerciendo fuerza sobre ella".

juego-supervivientes-ana-maria-aldon-yiy

Al escuchar a la presentadora, Ana María huyó de la escena negándose a aceptar el veredicto y deteniendo el normal desarrollo de la gala: "¡Me está dando vergüenza este momento! Yo no he pisado nada, he levantado el pie porque tenía el pie atrapado. ¡En ningún momento yo he metido la puntera! ¡No es justo! Si Yiya empuja, la caja me toca el pie", gritaba ante las preguntas de Jorge Javier Vázquez.

El presentador se puso del lado de Ana María e intentó tranquilizarla: "Sinceramente chicos (dirigiéndose a la organización), soy incapaz de entender porque a Ana María se le ha descalificado. Yo me inclino por Ana María, pero soy un humilde presentador, las imágenes están a tu disposición Ana", expuso. Sin embargo, la mujer de Ortega Cano seguía ofuscada y no escuchaba sus palabras: "Me dan igual las imágenes. No las necesito. Yo no he apoyado ni he ejercicio ningún tipo de presión, hasta aquí hemos llegado. Sé perfectamente cómo es el juego y sé lo que he hecho".

Una vez repasadas a conciencia la escena, la dirección decidió que el juego se repitiera, decisión no gustó a Yiya: "Si la organización dice que lo ha visto, ahora puedo montar otro pollo como ella". Muy enfadada, se negó a repetir el juego aunque con ello perdiera su privilegio. "¡Te lo juro por mi hijo! Yo no he pisado", insistía Aldón.

Tras varios minutos de tira y afloja con la dirección de Supervivientes, Lara anunció que finalmente el juego se repetiría y ambas concursantes aceptaron. Esta vez sí, Ana María consiguió alzarse con la victoria.

A continuación