El juego de Estela Grande en 'GH VIP' destroza a Diego Matamoros

Estela Grande asegura que todo forma parte del juego de Gran Hermano, pero el tonteo con Kiko Jiménez preocupa a Diego Matamoros.

Chic/Agencias

Uno de los temas más polémicos de estas dos últimas semanas es el que está abierto entre Diego Matamoros y Estela Grande. Recordemos que la nuera de Kiko Matamoros está viviendo la aventura de Gran Hermano VIP 7 muy pegada a Kiko Jiménez. Los dos han protagonizado momentos muy intensos en la casa y a la vista está la tensión sexual no resuelta que hay entre ambos. El tonteo entre ambos es bastante palpable y lo cierto es que nadie puede negar lo evidente, ni siquiera sus respectivas parejas.

Diego Matamoros se encuentra completamente abatido, no quiere renunciar a su amor por Estela pero las circunstancias se lo está poniendo difícil: "No he perdido la confianza en ella, no es eso. Lo que estoy viendo no es una deslealtad absoluta que me haga pensar que mi mujer no me quiere, pero hay ciertas cosas que debería cortar". En cuanto a qué necesita de Estela Grande para perdonarla, el hijo de Kiko Matamoros no lo tiene nada claro: "No sé si un perdón o... no lo sé. Estoy bloqueado".

Lo cierto es que ya este sábado en el Deluxe pudimos verle bastante afectado y sin tener seguro qué hacer ni cómo actuar. De hecho, el domingo era el propio Jordi González quien anunciaba en el plató del Debate de GH VIP 7 que Diego Matamoros había decidido no ir, por el momento, a los platós del reality porque lo estaba pasando mal y necesita descansar.

El hijo de Kiko Matamoros piensa que el comportamiento que está teniendo Estela Grande dentro de la casa de Guadalix de la Sierra es fruto de que no está siendo consciente de los problemas que puede acarrear ese acercamiento con Kiko Jiménez: "Lo que he dicho otras veces, que ella no está siendo consciente de la repercusión que está teniendo todo esto".

Con mucho dolor, el exconcursante de Supervivientes ha confesado no merecer todo lo que está viviendo: "Ella en el pasado, cuando yo corté la relación, me dio una lección de vida que nunca olvidaré, pero tampoco quiero decir que porque me hayan dado una lección, me la tienen que dar de nuevo. Creo que si respetas, respetas, y si tenemos una relación como la que tenemos, no hace falta tirar para ningún lado".

Soul a>

A post shared by ESTELA GRANDE (@estelagrande) on

No obstante, Estela –quizá oliéndose lo que puede estar pasando fuera de la casa– ha matizado en las últimas horas que todo es una estrategia y que lo que hay con Kiko es amistad. "Estoy haciendo mi concurso de una forma muy sincera y transparente, espero que os llegue así y también espero que mi gente esté orgullosa de mí. Esto me preocupa mucho, quiero hacer las cosas bien, pero es muy difícil hacer un buen concurso, o por lo menos es muy difícil que se vea así desde casa. Cuando veo un reality desde mi casa valoro muchísimo la sinceridad y valentía de los concursantes, estoy tratando de mostrar eso, que es como soy. Por supuesto que haré cosas mal, bien y regular, pero todas desde el corazón", ha dicho la esposa de Diego Matamoros en su blog.

Estela ha subrayado, por tanto, que todo es estrategia dentro del juego de Gran Hermano: "Ya soy bastante consciente de dónde estoy y del juego de la gente, como ya dije, no quiero quedarme atrás, aprendo rápido y yo también estoy haciendo mi juego. Sabes lo que te quiero, lo que te echo de menos y todo lo que pienso en ti".

"Echo de menos cada minuto desde que nos levantamos juntos, desayunamos, paseamos a Nanukete, nuestras rutinas, que te vayas al gym y que vengas hambriento, que tengamos nuestras reuniones, nuestro trabajo, todo amor. Tú mejor que nadie puede saber lo que es un reality, las cosas que pasan aquí, que son cosas normales y cotidianas, encontrar apoyos o gente con la que compartir las historias de tu vida sin ser juzgada", ha dicho Estela.

Diego Matamoros, confundido y angustiado

Como ya comentó el sábado en el Deluxe, Diego cuenta con el apoyo de la familia de la concursante, y es que parece que tampoco están viendo con buenos ojos el concurso que está haciendo Estela. El hijo de Kiko Matamoros asegura también que se arrepiente de cosas que ha dicho: "Sí, la familia de Estela me apoya, habrá cosas que no le gusten de mí, pero sí. No creo que tengan dudas conmigo porque todo lo que he hecho es de corazón y algunas cosas sí que al final, vas caliente a la televisión, te arrepientes después y nunca ha sido con intención de dañar pero es verdad que te calientas y dices tonterías".

Entre tanta polémica, Diego Matamoros no ha querido perder ese toque de ternura y ha asegurado que el sueño que siempre ha tenido con Estela Grande es tener un hijo: "Mi sueño siempre ha sido tener un hijo con Estela y el año pasado se truncó. Lo que hay que ver primero es cómo se desarrolla esto, cómo se arregla y espero que le vaya muy bien a ella y, sobre todo, a mí. Físicamente no puedo". Y es que tras hablar largo y tendido con la prensa, el hijo de Kiko Matamoros no pudo evitar las lágrimas al marcharse, reflejando el momento tan doloroso por el que está pasando.

A continuación