Los Mohedano pasan del homenaje a Rocío Jurado en 'Lazos de sangre'

Lazos de Sangre abordó la figura de Rocío Jurado, y lo hizo con notables ausencias. 

Chic/Agencias

Rocío Jurado se ha convertido en la protagonista de la nueva entrega de Lazos de sangre. Familiares, amigos y periodistas han recordado la figura de la 'más grande' en un programa donde José Ortega Cano se ha convertido, como no podía ser de otra manera, en una figura imprescindible.

Un espacio, el de La 1, que con Jurado firmó este jueves su mejor dato histórico con casi 1,8 millones de espectadores (1.780.000) y 14,4% de cuota . A continuación, el especial de Amigas y conocidas también logró su máximo dato de audiencia (1.205.000 y 16,1%). Ambos programas lideraron sus franjas de emisión y La 1 fue la cadena más vista en prime time y late night.

El viudo de la artista quiso hablar en él sobre los últimos días que vivió al lado de Rocío y sobre cómo afrontó su lucha contra el cáncer que acabó quitándole la vida con tan solo 51 años.

"Yo no sabía que había esa rueda de prensa, me enteré en ese momento que se estaba organizando para empezar. De verdad, aquel momento fue increíble. Ahí demostró mucho más la categoría que tenía como persona, hay que ser muy valiente para decir lo que dijo", afirmó el torero refiriéndose al encuentro con los medios que organizó Rocío Jurado para explicar que le había sido detectado un tumor maligno.

Un programa, Lazos de sangre, donde multitud de personalidades alabaron a la más grande, pero que no contó con gran parte de la familia Mohedano, evidenciando de nuevo la malísima relación de la familia. No estuvieron ni Gloria ni Amador, como tampoco su sobrina Rocío. Tampoco estuvieron presentes ni Rosa Benito ni su hija Rosario.

Pasados los meses, la familia Mohedano-Ortega hizo las maletas para trasladarse a Houston: "Yo hice un viaje antes con un médico para hablar con un especialista, cuando volví le dije a Rocío: 'Me han hablado de que hay muchas posibilidades de afrontar esto, de tirar hacia delante', y así fuimos. Fuimos con esa moral".

Una batalla que trágicamente terminó perdiendo en su casa de Madrid el 1 de junio de 2006. "Ella nunca dijo que se iba a ir ni pensó en ello, ella fue muy valiente", afirma su viudo ante las cámaras de TVE.

Un adiós que dejó sumido en el más profundo dolor a toda su familia y amigos; unos amigos que como Claudio Mariscal siguen recordándola como un ser excepcional: "Ella se sentía sola porque yo creo que no le llegaban a la altura de su sensibilidad las personas que tenía a su alrededor".

Ortega Cano aseguró que hoy, todavía, "muchas veces hablo con ella. Cuando tengo un dí amalo le hablo y le digo que me eche una mano".

Rememoró de nuevo cómo se enamoraron: "La vi un día en la calle Serrano con su madre e iba a acercarme a pedirle un autógrafo pero no me atreví. Esa fue la primera vez que la vi", contó.

En el espacio también se entrevistó a compañeros como Lolita, Joan Manuel Serrat o Diana Navarro, y algunos otros que compartieron momentos íntimos con la cantante. Es el caso del doctor que presentó a Rocío y Ortega Cano, o el entrenador de Pedro Carrasco o el modisto que marcó su estilo para siempre. También habló del primer novio de la artista, un hombre que ahora vive en una residencia de ancianos y aún guarda sus fotos junto a Rocío Jurado.

A continuación