Las "brujas" de 'Sálvame' se reencuentran con Jorge Javier tras su conflicto

A Lydia, Belén y María no les sentó nada bien el nombre que les puso el presentador el pasado sábado. 

Chic

El pasado sábado, Jorge Javier Vázquez puso patas arriba el plató del Deluxe cuando tachó a sus compañeras María Patiño, Lydia Lozano y Belén Esteban de "brujas" y "amargadas" por criticar la relación de Gustavo González y María Lapiedra y guardarse detalles que el expaparazzi no quiere que salgan a la luz. "Yo no voy a traicionar a Gustavo y no voy a hablar de los hijos de mis compañeros", dijo Patiño antes de salir del plató entre lágrimas.

Este miércoles se volvían a ver las caras en Sálvame. "Claro que no pienso que estéis amargadas, pero en eso momento dabais esa imagen. Vi a cuatro personas que estaban derrotadas porque había otra que había salido victoriosa", comenzó explicando. "Tenemos un problema todos, que no vamos a solucionar en este programa, que llevamos demasiados años y hemos perdido la capacidad de preguntarnos cosas, de hacer autocrítica y de tener perspectiva".

Colaboradoras y presentador prefirieron no seguir con el conflicto. Para María Patiño, todo esto "es una anécdota profesional". "No voy a permitir que esto nos separe y evidentemente tendremos que tener una conversación porque además de compañeros de trabajo, somos amigos", dijo. Por otro lado, Belén Esteban se mostró un poco menos simpática que su compañeras, pero no entró a discutir. Y es que la de San Blas está a punto de dar una fiesta para celebrar su triunfo judicial contra Toño Sanchís y, tras dejar claro que siente mucho cariño y respeto por el presentador, decidió morderse la lengua: "Traedme el barreño, que me voy a recoger la sangre porque no tengo lengua".

A continuación