Malas caras y lágrimas en el regreso de Kiko Hernández a 'Sálvame'

El colaborador se reencontró con sus compañeros en el plató de Telecinco después de nacer sus mellizas.

Chic

Este miércoles, cuatro meses después del nacimiento de sus hijas Abril y Jimena, Kiko Hernández regresó a Sálvame para retomar su trabajo como colaborador. Acompañado de Jorge Javier Vázquez, que le ayudó a llevar los carritos hasta el plató de Telecinco, Kiko entró a las instalaciones de Mediaset reconociendo que no le importaría volver a ser padre el año que viene. "Lo he pasado muy mal, pero la vida me lo está recompensando. El proceso lo inicié solo y estoy muy a gusto con mis dos niñas", comentó.

regreso-kiko2.jpg

Sin embargo, su llegada fue un tanto amarga. En la sala VIP lo esperaba Lydia Lozano disfrazada de Mary Poppins para cuidar a sus hijas, una pequeña broma del programa para que los colaboradores y antes amigos íntimos acercaran posturas después de su distanciamiento tras el nacimiento de las niñas. Kiko está muy enfadado con Lydia porque ésta no fue a visitarle cuando estaba pasando por momentos difíciles y parece que no quiere volver a saber nada de ella. "Me preguntaron el lunes después de su entrevista que qué tal y dije que no entendía cómo se había puesto así. Yo fui muy discreta", explicó Lydia.

"Ya no reclamo nada de ti. Le conté a Jorge mi pesadilla en San Diego, a los dos horas de contar todo y abrirme en canal en directo hay un momento que se hace un pequeña broma sobre quién me ha llamado o mandado mensajes. Si a ti lo único que te queda de lo que conté es que era innecesario haber dicho lo de los mensajes, es que no me quieres nada. Me demostraste que sólo te quieres a ti misma, a tu trabajo y a tu familia. Vamos a cortarlo ya porque a mí me aburre. Se acabaron las bromas. Lo importante sé donde lo tengo, quién es importante y lo importante lo tengo en mi casa. Cuídate mucho y sé feliz, Lydia", dijo tajante Kiko. Tras estas duras palabras que no esperaba para nada, Lydia se fue llorando a camerino y no parece que Kiko vaya a dar su brazo a torcer. "Se acabó, es bueno para tu salud mental y para la mía".

regreso-kiko3.jpg

Sin embargo, no todo fueron lágrimas de pena. Kiko se reencontró con el resto de compañeros presentes en plató a los que abrazó y besó. Incluso lloró Chelo García Cortés, con la que ha tenido algún que otro rifirrafe y a la que pidió perdón por no haber llamado después de nacer sus hijas. Ya está completo "el eje del mal", como se conoce al trío formado por Mila Ximénez, Kiko Matamoros y Kiko Hernández, que ahora tendrá que compaginar la actualidad rosa con el cuidado de las mellizas.

regreso-kiko4.jpg
A continuación