Abucheos y protestas en la presentación del último trabajo de Raphael

Carlos Pérez Gimeno

Raphael, presentó anoche su último trabajo discográfico, que sin lugar a dudas y una vez escuchado, tiene el éxito asegurado. El lugar elegido fue la madrileña sala Joy Eslava, que estaba totalmente abarrotada de fans del artista y como es habitual en sus conciertos, llamaba la atención la cantidad de gente joven que acudió.

La cola de la calle era impresionante y seguidores que habían pagado 80 euros para ver al artista explicaban con indignación que su entrada incluía cena y poder disfrutar del artista de manera más íntima, sentados en una mesa. La sorpresa llegó cuando esto no fue así y se vieron relegados a los pisos superiores de la sala. Las protestas y abucheos llenaron la sala en el momento de hacer su aparición Narcis Rebollo, presidente de la casa discográfica. Los gritos de "timo, timo" impidieron su discurso.

Un episodio desagradable que se solucionó en el momento en el que Raphael apareció en el escenario, las protestas se convirtieron en ovaciones desde que comenzaron a sonar los primeros acordes.

El de Linares, agradeció la presencia a ese público que le venera de manera incondicional y todos disfrutaron de su impecable actuación. Como es habitual, para la ocasión escogió su color preferido y el ‘dress code’ consistió en chaquetón de cuero negro, camisa y pantalón del mismo color.

En el escenario, 6 músicos le acompañaron, el primer tema que interpretó fue Infinitos bailes, el que da título al nuevo álbum. "Estoy feliz con este nuevo trabajo, me ha gustado mucho porque lo han hecho 14 compositores españoles y jóvenes". De esta manera manifestó su agradecimiento.

Raphael es único y con este nuevo trabajo, lo ha vuelto a demostrar. Felicidades.

A continuación