¿Por qué? ¡Porque te quiero, Juancar!

Fray Josepho

Porque te quiero, Juancar, porque te aprecio mucho.
Porque te tengo afecto, cariño y devoción.
Porque te estimo tanto como la trucha al trucho.
Porque remamos juntos en la revolución.

Porque los dos pensamos lo mismo exactamente.
Porque añoramos ambos la momia de Lenín.
Porque los dos estamos al lado de la gente.
Porque los dos odiamos al banco de Botín.

Porque nuestras dos almas, con música gemela,
se mueven con arpegios de idéntico compás.
Porque nos instruimos los dos en Venezuela
(y porque nos conviene dejar aquello atrás).

Porque si disimulas, también yo disimulo.
Porque empleamos ambos idénticos clichés.
Por eso vas a irte… pero a tomar por culo.
Y dale un par de besos a Tania si la ves.

A continuación